Noticias

Parosmia, la distorsión del olfato tras el COVID-19

La pérdida del gusto y el olfato, han sido síntomas determinantes del COVID-19, y aunque muchos logran recuperarlo, en otros se hace evidente la Parosmia.

COVID

La anosmia, la hiposmia y la disgeusia son síntomas potenciales conocidos del coronavirus. La anosmia es una pérdida de la capacidad de oler, mientras que la hiposmia es una reducción en el sentido del olfato.

Pero ahora, los científicos deben analizar la presencia de la Parosmia en pacientes poscovid.

Según detalla una investigación de The Conversation, la Parosmia es un trastorno olfativo común relacionada con infecciones virales, y suele empezar después de que el paciente parezca haberse recuperado de la infección.

Tras la recuperación, algunos descubren que las cosas huelen diferente, y lo que debería oler bien, les causa repulsión, detalla BBC.

De acuerdo con la reseña del portal, el 10% de los pacientes poscovid desarrollan una “disfunción olfativa cualitativa”, es decir, “6,5 millones de personas de los 100 millones que han tenido covid-19 en todo el mundo pueden estar experimentando parosmia prolongada por covid”.

¿Qué huelen y qué no?

Descubren por qué los pacientes con coronavirus pierden el sentido del olfato

Dado que reconocemos los olores como mezclas de moléculas olorosas, si algunos receptores no funcionan, el reconocimiento de patrones se ve afectado, indica The Conversation.

Cuando los virus causan problemas duraderos con el sentido del olfato, es probablemente porque la infección ha causado daños en los nervios receptores, señala la investigación.

Esto da lugar a una señal distorsionada, que con mayor frecuencia se interpreta como desagradable (troposmia), pero a veces puede ser una distorsión agradable (euosmia).

Algunas de las personas que experimentan la Parosmia, “solo perciben algunos de los compuestos volátiles que contiene una sustancia y que huelen peor de forma aislada. Incluso podría aumentar su intensidad“, señala la BBC.

En el reporte, el líder británico del Consorcio Global para la Investigación Quimiosensorial, Barry Smith detalla que “para algunas personas con Parosmia, los olores repugnantes como el de los pañales y del baño, se han vuelto tolerables, e incluso agradables”.

Los síntomas del poscovid

Pulmones post COVID con más daños que el de un fumador

El síndrome poscovid es un nuevo término de la literatura médica que se refiere a ciertos síntomas prolongados que la enfermedad del coronavirus causa en algunos pacientes recuperados. 

Muchas de las personas que lo padecen quedan con algunas secuelas meses después, y presentan síntomas como cansancio extremo, disminución y alteración del gusto y olfato, dificultades respiratorias, problemas neurológicos y cardíacos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), definió a esta persistencia de síntomas como “síndrome poscovid-19” o “COVID-19 de larga duración”, detalla el portal La Provincia.

Las pautas del Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y la Atención (Niza) definen el Covid prolongado como “signos y síntomas que se desarrollan durante o después de una infección compatible con Covid-19 que continúan durante más de 12 semanas y no se explican mediante un diagnóstico alternativo”.

La afección se asocia con una variedad de síntomas, desde fatiga y dificultad para respirar hasta ansiedad y depresión. Esto coincide con investigaciones que señalan que podría haber hasta 55 secuelas tras haber contraído Covid-19 y cinco síntomas persistentes, detalla Forbes. 

Los expertos expresan su preocupación porque la presencia de los “síntomas poscovid” pueden ser fatales, no solo en el ámbito de la salud, también podría tener “graves consecuencias sociales, económicas, de salud y ocupacionales”, esto según afirma Hans Kluge, director regional europeo de la OMS.

También puedes leer: Descubren por qué los pacientes con coronavirus pierden el sentido del olfato