Noticias

Paradise, el pueblo que fue arrasado por el fuego de California

Imágenes post apocalípticas son las que llegan desde el pequeño pueblo de Paradise, luego de haber vivido un verdadero infierno con el paso del incendio forestal más grave en la historia del estado de California, en el oeste de Estados Unidos, que ha dejado 66 víctimas fatales y cerca de 80 kilómetros cuadrados de suelos carbonizados.

Paradise es una pequeña localidad de 27.000 habitantes, la mayoría de ellos de clase trabajadora, pero también con una amplia base de pensionados. Está ubicada a unos 120 kilómetros al norte de Sacramento, la capital del estado.

Lee aquí: ¡El lujo se desvaneció! Malibú tras los incendios

 

Quienes habitan en esta localidad habían tenido una vida tranquila desde los primeros registros de su nombre, allá por 1877, hasta el momento en que comenzó a arder y apareció una enorme columna de humo.

Apenas vio la magnitud del incendio, una de las residentes de la zona se dio cuenta que tenía que dejar todo atrás si quería seguir con vida.

“Salí, cerré la puerta de mi casa y comencé a gritarle a todos los que estaban cerca que había que irse”, le dijo Shari Bernacett a la agencia de noticias AP.

 

Víctimas fatales

Hay una lista en Paradise que no es de muertos, sino de desaparecidos. Personas a las que sus familiares no encuentran desde el pasado jueves. Cada día que pasa, la lista no baja y el trabajo se hace más macabro para cientos de militares y voluntarios.

Esa lista tenía 130 nombres el jueves por la mañana. Cuando el sheriff del condado, Kory Honea, dio esa cifra advirtió de que la información cambia cada hora y él no puede garantizar que sea definitiva. En la tarde del jueves, la lista se multiplicó hasta las 631 personas.

También allí se han quemado gran parte de las casas: unas 7.100, de acuerdo al reporte estatal.

Te puede interesar: Las mansiones de los famosos sufrieron tras incendio en California

 

Panorama desolador

“Lo que hay es una total devastación de la comunidad. Calles enteras, barrios, miles de casas destruidas. Esto no se ve nada bien”, les dijo a los medios Lynne Tolmachoff, la vocera del departamento estatal de Forestación y Protección de Incendios.

El alcalde de la localidad, Jony Jones, fue más directo. “En el área residencial, entre el 80% y el 90% de las personas perdieron sus viviendas”, anotó.

Y entre quienes lograron salir con vida estaba Anita Waters, de 65 años, que le contó al diario estadounidense The New York Times sobre la gente atrapada en los carros en medio de un panorama desolador.

De acuerdo a la oficina de estadísticas de Estados Unidos, el promedio del valor de las viviendas allí es de unos US$200.000, muy cercano al promedio de ciudades como Wisconsin, por citar un ejemplo, donde el valor de la propiedad ronda los US$167.000.

Pero como ella, miles de personas desplazadas de Paradise no podían procesar lo que estaba ocurriendo.

“La casa donde vivía pagando un alquiler desapareció y no tengo donde ir”, le dijo a la cadena noticias NBC Linda Fisher, quien huyó de Paradise cuando vio la magnitud del incendio frente a la ventana de su casa.

La mayoría de los damnificados que lograron salir con vida de Paradise fueron conducidos a varios refugios instalados por la Cruz Roja o a la zona de San Francisco.

Stephen Walsh, vocero de la organización en la zona, señaló que dos de los cuatro refugios preparados para atender la emergencia están ya llenos.

También puedes leer: California sacó el lado más noble de Lady Gaga

Isabel Cisneros