Noticias

Ocho muertos dejó ataque a lugares asiáticos en Atlanta

En menos de 24 horas, tres ataques contra unos spas asiáticos dejó ocho personas fallecidas en Atlanta.

Ocho muertos dejó ataque a lugares asiáticos en Atlanta

Ocho personas fueron asesinadas por un tirador que atacó a tres salones de masajes asiáticos en la ciudad de Atlanta en el estado de Georgia, informó la policía local.

Después de una larga persecución policial, los funcionarios de seguridad pudieron dar con el atacante en el sureste del estado de Georgia. El tirador fue identificado como Robert Aaron Long de 21 años de edad, y se encuentra bajo custodia policial.

Los agentes de seguridad -según relatan los medios locales de Atlanta- fueron alertados de situaciones irregulares por los propios padres del sospechoso, quienes informaron a las autoridades creer que su hijo estaba involucrado en una serie de hechos violentos.

Este miércoles en horas de la mañana, la policía de Atlanta informó que todavía “es muy temprano” para conocer si estos ataques fueron “hechos de odio” en contra de los asiáticos. Han señalado que el sospechoso del ataque afirmó tener una “adicción sexual”.

Las autoridades detallaron que entre los fallecidos están seis mujeres de origen asiático, una mujer y un hombre blanco.

“Asegura que no fue motivado por racismo. Aparentemente tiene un problema, que considera que es una adicción sexual”, ha explicado Jay Baker, sheriff del condado de Cherokee, donde se encuentra uno de los lugares asiáticos atacados.

Cuando se informó sobre el primer ataque, los funcionarios policiales creyeron que se trataba de un robo a mano armada. Sin embargo, después de conocerse los ataques posteriores, algunos medios de Estados Unidos empezaron a afirmar que se trató de ataques raciales contra la comunidad asiática en el país.

“Sea violencia sin sentido, como la que ya hemos visto en nuestras calles, o violencia más dirigida, como la que vimos ayer, un crimen contra cualquier comunidad es un crimen contra todos nosotros”, expresó la alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, informó que el presidente Joe Biden ha sido informado sobre los hechos violentos que involucraron a la comunidad asiática – estadounidense en Atlanta y que tienen consternado a la administración.

 “Estamos horrorizados por esta violencia que no tiene cabida en Estados Unidos ni en ningún lugar”, agregó.

Cómo ocurrieron los hechos

Atlanta

Los tres ataques se desarrollaron uno detrás del otro, según informaron las autoridades a pesar de que se extendieron a unos 50 kilómetros de distancia.

Cerca de las 5 de la tarde de este mares 16 de marzo, los agentes de la policía recibieron una notificación sobre un posible robo en un spa asiático en Acworth, Gerogia, así lo confirmó el portavoz del sheriff del condado de Cherokee, Jay Baker.

Al llegar al lugar del hecho, los agentes encontraron a cinco personas heridas de balas, dos de ellas fallecieron, detalló CNN.

Una hora después de este suceso a 50 kilómetros de distancia, la policía recibió otra llamada sobre un suceso irregular en el Aroma Therapy Spa. En este local fue hallada una persona sin vida, indicó el jefe de policía de Atlanta, Rodney Bryant.

Pasadas las 8 de la noche al sur de la ciudad fue reportada otra situación irregular que involucró disparos. Una patrulla comenzó con la persecución capturando al sospechoso de los tiroteos.

“Las imágenes de video de nuestro Centro de Integración de Video ubican el vehículo del sospechoso del condado de Cherokee en el área, alrededor del momento de los tiroteos en Piedmont Road”, publicó el Departamento de Policía de Atlanta en un comunicado de prensa.

“Eso, junto con la evidencia en video vista por los investigadores, sugiere que es muy probable que nuestro sospechoso sea el mismo que el del condado de Cherokee, que está detenido. Debido a esto, un investigador del Departamento de Policía de Atlanta se encuentra en el condado de Cherokee y estamos trabajando en estrecha colaboración con ellos para confirmar con certeza que nuestros casos están relacionados”.

Lee aquí: COVID-19 desata ataques racistas a asiáticos- americanos

Se incrementan los ataques a la comunidad asiática

Stop AAPI Hate, una organización sin fines de lucro que rastrea el racismo contra los asiáticos en Estados Unidos, informó que durante el año 2020 y lo que va de 2021, informó que recibió un total de 3.795 ataques en contra de la comunidad asiática estadounidense.

De acuerdo a un comunicado de prensa de Stop AAPI Hate, la ONG recibió 3.292 reportes de ataques en contra de la comunidad asiática en los 50 estados del país y Washington D.C desde que inició la pandemia del coronavirus.

El último informe de la ONG publicado este martes detalla que entre el 1 de enero y el 28 de febrero se documentaron 503 incidentes violentos que involucraron a la comunidad asiática.

“Los incidentes de odio no están disminuyendo. No podemos permitir que el odio anti-asiáticoestadounidense sea un legado de covid-19 o de la última administración presidencial, pero eso es exactamente lo que sucederá a menos que exijamos acciones concretas”, indicó Russell Jeung, cofundador de Stop AAPI Hate y profesor de estudios asiático-estadounidenses en la Universidad Estatal de San Francisco.

El 68% de los incidentes fueron casos de acoso sexual contra los asiáticos, detalló la ONG. Por su parte, los incidentes es los que se rechazó o evitó a las personas representaron el 20,5%.

Mientras que, el 11% de los incidentes involucraron agresiones físicas, según Stop AAPI Hate.

También puedes leer: Pandemia de coronavirus podría iniciar el “siglo asiático”