Noticias

Los niños podrían portar el covid-19 en las vías respiratorias por semanas

El virus SARS-CoV-2 podrían mantenerse en las vías respiratorias de los niños por semanas, de acuerdo a un estudio.

niños

Un nuevo estudio realizado por científicos de Corea del Sur, detalla que los niños pueden cargar con el virus SARS-CoV-2 en la nariz y en la garganta por varios días incluso cuando no presenten los síntomas de la enfermedad, lo que podría explicar como el virus se puede propagar de manera silenciosa.

“En este estudio de serie de casos, las infecciones inaparentes en los niños pueden haberse asociado con la transmisión silenciosa de COVID-19 en la comunidad”, escribieron los investigadores en un nuevo estudio.

Las doctoras Roberta DeBiasi y Meghan Delaney del Children’s National Hospital en Washington, detallaron que el estudio que realizaron en Corea del norte se alinea con los datos de adultos en los que “hasta el 40% de los adultos pueden permanecer asintomáticos frente a la infección”.

Los autores de la investigación desarrollada en Corea del Sur estiman que al menos 85 niños ifnectados, el 93% de la población total de la muestra, se habrían pasado por alto usando una estrategia de prueba centrada únicamente en examinar a pacientes sintomáticos.

Este estudio deja en evidencia lo que los especialistas en pediatría vienen días desarrollando: “los niños podrían ser transmisores silenciosos de la covid-19”.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos han publicado varios informes en los que reportan el aumento de contagios por covid-19 entre los niños.

Sin embargo, los CDC también han sido criticados por cambiar las directrices sobre las pruebas de covid-19 a pacientes asintomáticos. Hecho que la Academia de Pediatría de los Estados Unidos ha rechazado categóricamente y calificado como un “peligroso paso atrás”.

Con base a las pautas actualizadas de los CDC, las personas que no presenten síntomas de la enfermedad “no necesitarán hacerse la prueba”, incluso, si han estado en contacto cercano con alguien infectado por el virus.

Esta decisión ha puesto en alerta a la comunidad médica, porque podría generar que los pacientes asintomáticos transmitan el virus de manera más rápida.

Los niños no son inmunes al virus

Diferentes estudios a nivel mundial han demostrado que los niños muestran pocos síntomas o en algunos casos no muestran síntomas de la enfermedad, pero esto no añade que puedan convertirse en una población inmune contra el virus.

Los expertos han indicado que es importante realizar pruebas y procesos de despistaje para poder dar con los casos positivos y descartar los negativos, lo que consideran una “estrategia clave”, para cortar la línea de tranmisión.


“Sabemos que los niños a menudo muestran pocos o ningún síntoma de COVID-19. También sabemos que no son inmunes a este virus y pueden enfermarse gravemente. Hacer pruebas a personas expuestas que aún no muestran síntomas de COVID-19 es crucial para rastreo de contactos, que ayuda a identificar y apoyar a otras personas que están en riesgo de infección”, así lo dijo la presidenta de la AAP, la Dra. Sally Goza.

El contagio de covid-19 en niños es “difícil de diagnosticar”, dicen los expertos.

niños

Otro estudio que fue publicado por la revista JAMA, The Science of Child and Adolescent Health, demostró que en un estudio realizado con 91 niños asintomáticos, presintomáticos y sintomáticos diagnosticados con covid-19, entre el 18 de febrero y el 31 de marzo en centros médicos de Corea del Sur, 22% de esa población demostró no presentar síntomas de la enfermedad.

Otro 20% de la población utilizada para el estudio eran presintomáticos, es decir, que no se sentían enfermos ni presentaban síntomas de la enfermedad, sin embargo, más tarde, empezaron a presentar síntomas.

Los resultados finales demostraron que mas de la mitad de los niños que se utilizaron como población en el estudio, 71 de ellos, mostraron síntomas como fiebre, tos, diarrea, dolor abdominal y pérdida del olfato y del gusto. La duración de esta sintomatología varió entre 1 y 36 días.

Los pediatras explicaron que incluso los niños con síntomas más leves, permanecen sintomáticos durante un periodo prolongado de tiempo, “esto sugiere que incluso los niños leve y moderadamente afectados permanecen sintomáticos durante largos períodos de tiempo”, detalló el estudio.

Solo el 8,5% de los niños estudiados fueron diagnosticados con covid-19 en el momento que presentaron los síntomas de la enfermedad. El 66,2% de los pacientes con síntomas tenían síntomas que no fueron reconocidos antes de ser diagnosticados como positivos apra el virus. 25,4% de ellos desarrolló síntomas después de ser diagnosticados.

Estos resultados indicaron la teoría que muchos médicos pediatras han estudiado en los últimos meses, los niños transmiten el virus de manera silenciosa. “Esto resalta el concepto de que es más probable que los niños infectados pasen desapercibidos con o sin síntomas y continúen con sus actividades habituales, lo que puede contribuir a la circulación viral dentro de su comunidad”, escribieron los especialistas en el reporte del estudio.

El virus permaneció por varios días en el tracto respiratorio de los niños. El estudio indicó que luego de ser examinados, los niños portaba el virus en sus vías respiratorias, muchos días después.

El estudio encontró material genético del virus detectable en los niños durante una media de 17,6 días en general. Incluso en los niños que no presentaron síntomas, el virus fue detectable durante 14 días en promedio, de acuerdo a los datos ofrecidos por la investigación.


“Una estrategia de vigilancia que evalúe solo a los niños sintomáticos no podrá identificar a los niños que están diseminando virus silenciosamente mientras se mueven por su comunidad y escuelas. En regiones donde el uso de mascarillas faciales no es ampliamente aceptado o utilizado por el público en general, los portadores asintomáticos pueden servir como un reservorio importante que puede facilitar la propagación silenciosa a través de una comunidad”, indicaron.

A pesar de esto, los expertos añaden que esto no es sinónimo para pensar que los niños puedan transmitir el virus por mucho más tiempo. Señalan que la presencia del material genético del SARS-CoV-2 “no tiene por qué equipararse con la transmisión”, explica , Calum Semple, profesor de salud infantil y medicina de brotes en la Universidad de Liverpool.

Los especialistas han pedido que se les debe hacer seguimiento a los más jóvenes que presenten síntomas como tos, fiebre o pérdida del gusto y del olfato, para poder llegar a un diagnostico rápido y evitar que los niños sigan propagando el virus de manera “silenciosa”.

También te puede interesar: Los niños podrían sufrir de estrés y ansiedad por el nuevo año escolar