Noticias

Ayuntamiento en New York retira la estatua de Thomas Jefferson

Una estatua de Thomas Jefferson ha sido retirada del ayuntamiento de New York, ya que se comprobó que el fundador y tercer presidente esclavizó a personas.

Ayuntamiento en New York retira la estatua de Thomas Jefferson

La solicitud de retirada de la estatua de Jefferson partió de la Comisión de Justicia Racial y Reconciliación, dirigida por la esposa del alcalde saliente Bill de Blasio, Charlene McCray, después de que el personal negro se quejara de la estatua que honra a un propietario de esclavos.

La decisión de retirar la estatua se tomó a principios de este año, tras un periodo de introspección a raíz de los disturbios neonazis en Charlottesville (Virginia) en 2017.

Para el año 2000, la Thomas Jefferson Memorial Foundation admitió que había “una alta probabilidad” de que tuviera hijos con personas esclavizadas en su plantación de Monticello, cerca de Charlottesville.

Los historiadores ya estaban cambiando su opinión sobre Jefferson, considerado durante mucho tiempo como un benévolo propietario de unas 600 personas esclavizadas. Un retrato publicado en 2012 en la revista Smithsonian puso de manifiesto el lado más oscuro de un hombre que describió el comercio de esclavos, en el primer borrador de la Declaración de Independencia, como un “comercio execrable” y un “conjunto de horrores”.

Los miembros del Ayuntamiento intensificaron sus peticiones para retirar la estatua de Jefferson del Ayuntamiento en el verano de 2020 tras el asesinato de George Floyd debido al pasado racista del ex presidente.

Un equipo de trabajo pasó varias horas el lunes liberando la estatua de 2,5 metros de peso de su pedestal en la cámara del consejo y colocándola cuidadosamente en una caja de madera acolchada, para el corto viaje a la Sociedad Histórica de New York.

La comisión de diseño público de la ciudad, cuyos miembros son nombrados por el alcalde, Bill de Blasio, votó a primera hora del día a favor de exiliar la estatua, esculpida en 1833, a la sociedad en un préstamo de 10 años.

Algunos miembros querían que permaneciera expuesta al público en lugar de estar en el vestíbulo de un local, en Central Park West, que cobra 22 dólares de entrada, informó el New York Post.

El destino de la estatua de New York, realizada por el artista francés Pierre-Jeanne David d’Angers, ha sido objeto de un intenso debate público como modelo para una estatua de bronce que se exhibe en la rotonda del Capitolio de Estados Unidos.

Las propuestas de los concejales negros y latinos para que se retire la estatua cobraron fuerza en medio de una reflexión nacional sobre el racismo y las figuras históricas controvertidas, lo que llevó a la retirada de monumentos en otros lugares.

En julio, los activistas celebraron el derribo de una estatua en Charlottesville del general confederado Robert E. Lee, que en su día fue un punto de encuentro para los supremacistas blancos.

Pero aún en New York, hay opiniones encontradas sobre la retirada de la estatua de Jefferson.

Charles Barron, miembro de la asamblea de New York y antiguo concejal, declaró al New York Times señaló que “debería ser destruida. Una estatua debe ser para aquellos a quienes honramos por su servicio y deber ejemplares para todo este país, no sólo para la raza blanca”.

Pero Michele Bogart, profesora emérita de historia del arte en la Universidad de Stony Brook, dijo que la retirada de la estatua “desvía la atención” de las acciones de esas figuras controvertidas.

Louise Mirrer, presidenta y directora ejecutiva de la Sociedad Histórica de Nueva York, declaró al New York Times que la estatua se expondrá a partir de abril y coincidirá con una exposición que analizará la “principal contradicción” de nuestros ideales fundacionales.

con información The Guardian/ Daily Mail.

También puedes leer: Estados Unidos tendrá una segunda Estatua de la Libertad