Noticias

New York emite advertencia “urgente” ante incremento de casos de COVID

New York emitió este miércoles una nueva advertencia “urgente”, especialmente a las personas de 75 años o más, citando las tasas de crecimiento de los casos de COVID-19.

COVID

Al menos 8.665 hospitalizaciones se han registrado en New York a causa de la COVID-19, el mismo total admitido el 6 de mayo; y la amenaza de contagio por la nueva cepa descubierta, se incrementa en todo el estado.

El número de muertes en un solo día está en los niveles de mediados de mayo. Y los promedios de casos semanales han subido un 37 por ciento, según datos del New York Times.

El miércoles, Cuomo reportó más de 16.600 nuevos casos diarios por segunda vez en la historia. Mientras que el alcalde Bill de Blasio, reportó casi 300 nuevas admisiones el miércoles, el número más alto de un solo día.

Según el comisionado de salud, el Dr. Dave Chokshi, los mayores de 75 años representan el 6 por ciento de los nuevos casos de COVID-19 en toda la ciudad en los últimos 30 días, pero también el 30 por ciento de las hospitalizaciones y el 58 por ciento de las muertes en el mismo tiempo, detalla ABC7.

“Este mensaje es tan urgente como nunca antes”, indicó Chokshi en reseña del portal ABC7.

“Evita las actividades fuera del hogar excepto para fines esenciales, incluyendo la atención médica y otras necesidades”. Manténgase alerta. No dejes que los números te adormezcan”.

La advertencia se produce justo cuando los funcionarios esperan saber esta semana, si tres individuos vinculados al primer caso del estado de la nueva cepa del Reino Unido, también tienen la variante.

Al trío se le ha diagnosticado el virus y se ha estado trabajando en las muestras desde que se detectó el primer caso el lunes, dijeron las autoridades.

Según reporta el medio, El Dr. Howard Zucker, comisionado de salud del estado de Nueva York, indicó que la secuenciación del código genético necesaria para identificar las variantes en los casos individuales toma alrededor de 44 horas para el estado.

El hombre no había viajado recientemente, al igual que el hombre en el primer caso identificado de EE.UU. en Colorado, lo que sugiere que la propagación en la comunidad ya ha ocurrido.

Te puede interesar: Aumentan los casos de la nueva cepa covid-19 en New York

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades en EE.UU han señalado que la cepa había estado circulando en el Reino Unido desde septiembre, lo que significa que probablemente había estado en los EE.UU. por medio de viajes durante algún tiempo antes de que fuera detectada en Colorado.

Urge detener los casos de COVID-19

A medida que la variante se detecta en más y más estados (Georgia acaba de convertirse en el quinto en encontrarla), Cuomo ha enfatizado con una urgencia sin precedentes la necesidad de contener la propagación asociada a esta cepa, detalla el medio.

No hay pruebas que indiquen que es más mortal o que cause una infección peor, pero parece ser al menos un 50 por ciento más contagiosa.

El gobernador detalló que la variante podría “aparentemente sobrepasar” a la cepa anterior en cuestión de semanas. La rápida propagación por sí sola podría sobrecargar los hospitales.

EE.UU alcanza las 100.000 hospitalizaciones por coronavirus

“Si abruma a los hospitales, tiene que cerrar la economía de nuevo. No hay otra opción.”, añadió. “Más gente morirá porque el sistema hospitalario está abrumado. Yo viví estas pesadillas. También lo hicieron todos los neoyorquinos. Y estamos viendo que sucede en todo el mundo”, Cuomo.

Con el despliegue de la vacunación, reducir la tasa de propagación es de vital importancia, quizás más que nunca. Para finales de esta semana, el estado habrá distribuido aproximadamente 911.000 primeras dosis de la vacuna contra la COVID-19, así lo indicó en su reporte semanal el mandatario.

Además, el Gobernador anunció que hasta la fecha, 3.762 proveedores han solicitado y han sido aprobados por el estado para servir como sitios de vacunación.

También puedes leer: New York sobrepasa las 8.000 hospitalizaciones por covid-19