Noticias

Ciudad de New Jersey ordena permanecer en casa por 10 días por repunte de casos

New Jersey podría apuntar a un cierre total en los próximos días si continúa el promedio de casos.
Hospitales podrían limitar el tratamiento COVID de Eli Lilly

A partir del próximo 25 de noviembre, la ciudad de Newark en New Jersey quedará oficialmente en un toque de queda durante diez días, tiempo en el que los residentes deberán permanecer en sus casas, como medida preventiva estricta que ayude a evitar el repunte de la COVID-19.

La información la confirmó el alcalde de Newark, Ras Baraja, quien explicó que la nueva medida entrará en vigencia a partir del próximo miércoles 25 de noviembre, apenas un día antes de Acción de Gracias.

El alcalde de Newark pidió a todos los habitantes de la ciudad mantener la prudencia y “quedarse dentro de sus casas” por un plazo de 10 días con el objetivo de controlar la nueva ola de contagios. Además exhortó a los ciudadanos a realizarse la prueba para detectar covid-19.

Newark, una de las principales ciudades de New Jersey pasará a una etapa de confinamiento total parecido al que experimentaron al principio de la pandemia.

Las autoridades de Newark establecieron una serie de reglas que deberán ser acatadas por todos los habitantes de la ciudad así como en el distrito de Ironbound. 

Los no residentes de la ciudad de Newark podrán movilizarse de 8 de la noche a 3 de la mañana los viernes y sábados, mientras que solo podrán pasar por el área si presentan una prueba de residencia.

La orden de permanecer en casa será hasta diciembre

El alcalde Baraka detalló que los residentes de la ciudad deberán permanecer dentro de sus hogares hasta el próximo viernes 4 de diciembre, mientras las autoridades logran contener los nuevos contagios.

Baraka advirtió que están avisando con suficiente tiempo de antelación, para que todos los dueños y trabajadores de tiendas de sitios no esenciales como peluquerías, gimnasios, barberías y otros puedan tomar las medidas necesarias en estas dos semanas de confinamiento.Las calles deberán permanecer solas y los comercios cerrados.

Solo podrán salir a la calle en casos de emergencia para comprar lo necesario como alimentos, pañales, medicamentos o surtir de gasolina el vehículo, recalcó el alcalde en las indicaciones. 

Según los últimos datos registrados por el The New York Times, en New Jersey se han contabilizado 4.182 en las últimas 24 horas. El gobernador Phill Murphy ha advertido que el estado jardín podría registrar entre 8.000 y 10.000 contagios diarios.

Asimismo, la tasa de infección llega al 30% en algunos distritos de New Jersey, motivo por el cual, las autoridades de salud estatales en conjunto con el gobernador Murphy han decretado nuevas medidas de restricción para combatir con el pico de casos.

Buscarán datos más claros y precisos

En Hoboken, están impulsando sus esfuerzos de rastreo y ahora requieren que las empresas recopilen información de contacto con datos más claros y precisos.

Hasta ahora las autoridades sanitarias van a los restaurantes, bares, gimnasios y otras empresas para recopilar información que será utilizada por el Departamento de Salud de Hoboken solo si surge un caso positivo.

Murphy mencionó que en los condados donde el incremento de casos sea importante se aplicarán prohibiciones más duras a medida que los líderes trabajen para controlar el virus.

“Si nuestros números aumentan, hemos considerado un cierre”, dijo el alcalde de Orange, Dwayne Warren. “Eso podría extenderse de 24 horas a siete a 10 días”, agregó, según reseña ABC7NY.

Se espera que con estas acciones de cierres de calles y control de personas en sus sitios geográficos sean suficientes para contrarrestar los aspectos negativos de la reapertura en las últimas semanas.

Murphy instó a los residentes de New Jersey a no realizar reuniones con personas ajenas a su familia inmediata, especialmente para las próximas vacaciones de Acción de Gracias.

También puedes leer: Los nuevos casos en New Jersey están “fuera de control”