Noticias

Neoyorquinos rechazan mandato de vacuna impuesto por De Blasio

Miles de trabajadores neoyorquinos salieron a las calles a rechazar el mandado de vacuna.

Neoyorquinos rechazan mandato de vacuna impuesto por De Blasio

Días después del anuncio del alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill De Blasio, sobre la imposición de vacunas a todos los trabajadores, miles de neoyorquinos salieron a las calles para rechazar la medida.

Aproximadamente 5.000 trabajadores neoyorquinos marcharon este lunes 25 de octubre para rechazar la medida impuesta por las autoridades de la ciudad.

Un manifestante perteneciente al cuerpo de bomberos de la ciudad dijo: “Ahora, trabajando después de innumerables emergencias – Huracán Sandy, las tormentas de nieve. Estoy bajo amenaza. Estamos bajo amenaza de perder nuestro sustento para simplemente retener la elección de proteger nuestros cuerpos”.

“¿Por qué ahora estamos siendo sobornados y coaccionados para tomar un medicamento? No somos ahora ni han sido una amenaza de salud pública. Déjenos solos y déjanos trabajar. Salga del camino para aquellos de nosotros que queremos trabajar y aparecer a tiempo. El alcalde de Blasio quiere pintarnos como inmoral, inseguro, y un peligro para el público. A los ciudadanos de la ciudad, queremos seguir protegiéndote”, dijo para The New York Post.

Mientras que un miembro del Departamento de la Policía de Nueva York agregó “miles de buenos policías y trabajadores municipales de la ciudad representan sus empleos. ¿Las personas buenas de la ciudad de Nueva York confían en las personas adecuadas, llenarán esas posiciones? Estoy asustado de lo que viene a continuación?”.

Otro miembro de la fuerza policial de la ciudad abordó al Comisionado de Nueva York Dermot Shea, quien apoya el mandato de vacunas, “para el Comisionado de la Policía: Siempre hemos estado preparados para establecer nuestras vidas en defensa de las nuestras, ¿correrá a nuestra ayuda o se mantendrá ociosamente?”.

La protesta de los trabajadores neoyorquinos contra la nueva política del Ayuntamiento viene después de que el alcalde De Blasio anunciara el pasado miércoles que el requisito de prueba covid-19 se reemplazaría por una regla de vacunación directa.

La medida impuesta por De Blasio para los trabajadores neoyorquinos

neoyorquinos

Todos los trabajadores públicos neoyorquinos deberán vacunarse antes de finalizar este mes de octubre o perderán sus cheques de pago.

El nuevo mandato fue impuesto por el alcalde de la ciudad Bill De Blasio el pasado miércoles 20 de octubre a la fuerza laboral municipal más grande de Estados Unidos.

Desde el próximo 1 de noviembre, los trabajadores neoyorquinos, incluidos policías, bomberos y trabajadores de saneamiento, deben estar inmunizados con al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19. Ya no tendrán la opción de presentar una prueba negativa de la enfermedad,

La decisión del alcalde De Blasio es una de las más agresiva que ha tomado desde que comenzó la pandemia del coronavirus. La medida la tomó para evitar que se registren brotes de covid-19 en la población no vacunada.

El requisito de vacunación obligatoria ya había sido implementado anteriormente para los maestros y los trabajadores de salud.

“Nuestros empleados públicos nos sacarán de la era covid-19”, señaló el alcalde De Blasio en MSNBC este miércoles en horas de la mañana.

El nuevo mandato se aplicará en alrededor de 160.000 empleados públicos, de los cuales, cerca de 46.000 todavía no han recibido la vacuna contra el covid-19, según indicaron los funcionarios locales.

La ciudad de New York tiene más de 300.000 empleados públicos y hasta el momento, casi la mitad ya se han vacunado contra el covid-19.

El alcalde De Blasio detalló que aquellos trabajadores que no se pongan la vacuna covid-19 antes del periodo estipulado, serán puesto en licencia sin goce de sueldo. El mandatario local especificó que se permitirán exenciones médicas y religiosas para “una pequeña cantidad de empleados”.

Los oficiales de corrección uniformados inicialmente serán excluidos del nuevo mandato debido a la actual crisis de personal en Rikers Island, pero deberán vacunarse antes del 1 de diciembre, dijo el alcalde.

De Blasio agregó que los trabajadores que reciban sus primeras dosis en sitios de vacunación administrados por la ciudad desde hoy hasta el próximo 29 de octubre recibirán un cheque de 500 dólares adicionales a su pago.

También puedes leer: Neoyorquinos afrontan controles del pasaporte de vacunación