Noticias

Las mujeres son las más afectadas en la crisis económica a raíz del covid-19

La brecha salarial de género es apenas uno de los problemas a los que se tienen que enfrentar las mujeres.
mujeres

La pandemia del covid-19 que ha afectado al mundo entero y ha dejado tras de sí miles de decesos, también ha generado una crisis económica sin precedentes en la cual millones de personas se han quedado sin trabajo, múltiples empresas han quedado en bancarrota, las acciones de bolsa han caído y se estima que al menos el 1.4% de la población mundial caerá en la pobreza extrema, según el Banco Mundial.

Por ello, la situación es alarmante y aunque los afectados ha sido de distintas nacionalidades y estratos sociales, hay un grupo que ha resultado especialmente afectado, y es el de las mujeres en general.

El término con el que se ha catalogado la situación es con el de shecession, “recesión de ella”, ya que se está experimentando en el mundo una recesión económica en la que la pérdida de empleo e ingresos está afectando más a las mujeres que a los hombres.

Durante la Gran Recesión ocurrió lo contrario, debido a que las profesiones más afectadas eran dominadas por hombres, perdieron el doble de puestos de trabajo que las mujeres.

Este año con la shecession de febrero a mayo, 11.5 millones de mujeres perdieron sus trabajos, la cifra para los hombres fue de 9 millones. Para finales de abril, se estima que la pérdida de puestos de trabajo de las mujeres ha borrado una década de aumentos en el empleo.

Gran cantidad de mujeres ocupan en mayor proporción empleos como enfermeras, maestras, cuidadoras de niños y ancianos. Debido a esto, muchas no pueden realizar trabajos a distancia que continuarán durante el aislamiento o trabajos que pudiesen incorporarse de manera inmediata.

Además, las mujeres soportan una carga desproporcionada de responsabilidades en el cuidado de los niños, que con el cierre de las escuelas se incrementó.

Otro aspecto  a diferenciar entre la shecession y la Gran Recesión, es que durante el 2008, los puestos de trabajo de las mujeres hispanas se mantuvieron sin cambios, esta vez por el contrario experimentaron la caída más pronunciada del desempleo, de 21%.

En mayo, muchas zonas restablecieron la “normalidad” al decretarse el fin de la cuarentena con lo cual las cifras de empleo repuntaron levemente para todos, excepto para las mujeres de color, de las cuales una de cada seis estaba desempleada, según estudios del Centro Nacional de Leyes de la Mujer.

Pese a que aquellas personas que no retomaron sus empleos en mayo, lo hicieron en junio, aun muchas mujeres están más lejos de los niveles de empleo anteriores al coronavirus en comparación con los hombres. Ya que, las reincorporaciones de trabajo no se llevaron a cabo en los servicios de cuidado infantil donde el empleo todavía está un cuarto por debajo de los niveles pre pandémicos.

Ahora cuatro meses después la situación aún no ha mejorado del todo, según datos del gobierno cerca de 617.000 mujeres dejaron la fuerza laboral solo en septiembre, en comparación con solo 78.000 hombres.

La mitad de estas mujeres se encontraban en la que se estima es la mejor edad laboral, de 35 a 44 años.

Si bien el gran número de salidas también redujo la tasa de desempleo, la tasa de desempleo femenino en todo el país se mantuvo en 8% en septiembre. Para las mujeres negras e hispanas, las tasas de desempleo siguen estando más altas.

A la fecha el covid-19 ha contagiado a 36.593.879 millones de personas, y ha dejado 1.062.677 fallecidos en todo el mundo, desde diciembre, según el recuento hecho por la Universidad Johns Hopkins.

También puedes leer: El covid-19 afecta duramente latinos, negros e indígenas