Noticias

Mujeres reportaron inflamación de ganglios linfáticos tras vacunarse

Un importante número de mujeres han comenzado a notar una inflamación de los ganglios linfáticos en la región del brazo donde se vacunaron.

Mujeres reportaron inflamación de ganglios linfáticos tras vacunarse

A medida que aumenta el número de personas que se vacunan, los médicos observan una afluencia de mujeres que acuden a las citas para hacerse una mamografía, después de notar la inflamación de los ganglios linfáticos en la región del brazo donde se vacunaron.

La Sociedad de Imagen Mamaria informó de que el 11,6% de las pacientes que recibieron la vacuna Moderna COVID-19, tenían los ganglios linfáticos inflamados después de la primera dosis, y el 16% después de la segunda. Las mujeres que recibieron la dosis de Pfizer también experimentaron estos efectos secundarios.

Esta inflamación, que es un efecto secundario de la vacuna, no solo aparece en las mamografías, también en otros tipos de exploraciones de imagen, dicen los expertos.

“Ha habido un par de situaciones en las que la paciente fue a hacerse una mamografía y en el estudio, ahí estaba”, señaló a ABC7 el Dr. Harold Burstein, oncólogo de mama del Instituto del Cáncer Dana-Farber, al portal USA Today.

Los médicos han señalado que esto es completamente normal, ya que el aumento de la inflamación sugiere que los anticuerpos están trabajando para proteger el cuerpo contra el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.

“Se trata de una respuesta inmunitaria normal a una vacuna potente”, dijo Burstein. “Es de esperar. Es una consecuencia deseada de la inmunización”.

Los ganglios linfáticos son un tejido especializado del sistema inmunitario del cuerpo que contiene glóbulos blancos y ayuda a combatir infecciones y enfermedades, según el Instituto Nacional del Cáncer.

Normalmente tienen el tamaño de un grano y se encuentran por todo el cuerpo, dijo Burstein, pero los ganglios linfáticos más prominentes se encuentran en las axilas, el cuello y la zona de la ingle.

Los situados bajo las axilas son los más propensos a hincharse después de la vacunación porque están más cerca del lugar de la inyección. Pueden empezar a hincharse tan pronto como unos días después de la inmunización y pueden durar hasta 12 semanas. Además, la vacuna no debería crear ninguna anomalía en el pecho en sí, sino sólo bajo la axila”, detalla el experto.

Un pequeño bulto que genera angustia

Mujeres reportaron inflamación de ganglios linfáticos tras vacunarse

Dos días después de recibir la segunda vacuna de Pfizer, Julie Mazenko sintió un bulto del tamaño de una pelota de golf en su axila. “Me dolía un poco, me toqué y noté que estaba lleno de líquido”, dijo Mazenko, residente de Discovery Bay al portal ABC 7.

Luego notó otro en el cuello y un tercero en el otro brazo. Uno de los pensamientos que se le pasó por la cabeza fue el cáncer de mama.

Tengo antecedentes familiares de cáncer de mama y estaba un poco preocupada”, comentó Mazenko al portal.

La Dra. Laura Esserman, directora del Centro de Atención Mamaria de la UCSF señala que Julie no está sola. Están recibiendo una gran cantidad de llamadas de mujeres que confunden los ganglios linfáticos inflamados después de la vacuna con signos de cáncer.

“La mayoría de las personas se vacunan en la zona del hombro y resulta que tenemos entre 20 y 40 ganglios linfáticos en esa región”.

“Los ganglios linfáticos, cuando se inflaman, si se tiene una infección, simplemente están haciendo su trabajo. En el caso de una vacuna, están fabricando el anticuerpo para tu cuerpo, que es lo que quieres”, dijo Esserman.

Según estos médicos, los ganglios inflamados deberían desaparecer en un plazo de entre 4 y 10 semanas. Sino ocurre así, es vital acudir al médico.

“Sino desaparece es porque definitivamente, la preocupación es un bulto en la mama”, indicó por su parte la Dra. Bonnie Joe, Jefa de Imágenes Mamarias de la UCSF.” Sin embargo, la experta señala que ha visto esto con otras vacunas.

“Solíamos ver esto con otras vacunas también. Es sólo que ahora que tanta gente se está vacunando contra la COVID se ha disparado. Sólo queremos que la gente sepa que se trata de una reacción normal y que no es necesariamente un signo de cáncer.”

Los oncólogos y los expertos en imágenes mamarias están aconsejando a las mujeres que tienen programadas mamografías que se las hagan antes de la vacuna o entre 4 y 8 semanas después de estar completamente vacunadas para tener una imagen clara y evitar confusiones.

Tomado de ABC7 y USA Today

Te puede interesar: Actualización de la vacuna Moderna brinda doble de anticuerpos