Noticias

Los peligrosos mosquitos del virus Nilos Occidental llegan al Bronx y Staten Island

El peligroso mosquito del virus Nilos Occidental, capaz de causar una enfermedad mortal en el sistema nervioso, llegó al Bronx y Staten Island. 

mosquito

A pesar de que, aún no se han reportado casos en los humanos con la enfermedad causada por el mosquito del Nilos Occidental, los insectos fueron localizados en el Bronx y Staten Island, según lo informaron autoridades sanitarias de la ciudad de Nueva York. 

Los expertos advirtieron a la población, que se deben proteger el cuerpo, especialmente piernas y brazos ya que comenzará el verano, y la mayoría utiliza ropa cómoda y casual, dejando descubiertas estas partes del cuerpo. 

“Los neoyorquinos pueden tomar algunas medidas simples para protegerse este verano, incluso usando repelente de insectos o cubriéndose los brazos y las piernas“, así dijo la Comisionado de Salud, la doctora, Oxiris Barbot. 

“También alentamos a todos a eliminar cualquier agua estancada que pueda albergar mosquitos o llamar al 311 para reportar aguas estancadas que no pueden manejar por sí mismos”.

Doctora Oxiris Barbot. 
mosquito

Generalmente, la temporada donde abundan los mosquitos en la ciudad de Nueva York siempre comienza a principios del mes de abril hasta septiembre. 

Por su parte, el Departamento de Salud de Nueva York informó que se aumentó la vigilancia por medio de la instalación de “trampas” adicionales que tienen como función monitorear los mosquitos. En este momento, hay 53 lugares que cuentan con este sistema de vigilancia en toda la ciudad, según ha informado el Departamento de Salud. 

A través de estas “trampas” capaces de detectar y monitorear los mosquitos, también se aplican pesticidas y larvicidas para atacar a estos insectos y sus crías. 

El virus del Nilos Occidental puede causar una enfermedad mortal en el sistema nervioso

El mosquito que genera el virus del Nilos Occidental, desarrolla una enfermedad mortal en el sistema nervioso central. Comúnmente, este insecto vive en África, Europa, el Oriente Medio, América del Norte y Asia occidental.

Este virus puede infectar a humanos, caballos y otros mamíferos. La Organización Mundial de la Salud explica que virus del Nilo Occidental pertenece al género flavivirus y al complejo antigénico de la encefalitis japonesa, familia Flaviviridae.

En el año 1999 el virus del Nilos Occidental llegó a Nueva York

El primer caso conocido con el este virus se registró en el año 1937 en una mujer del distrito del Nilo Occidental en Uganda. Mientras que pasados unos años, en 1953, la infección se detectó por primera vez en animales, específicamente en aves (cuervos y palomas) en una localidad en el delta del Nilo.

Según un balance hecho por la Organización Mundial de la Salud, a lo largo de 50 años, se han identificado casos de infección humana alrededor del mundo. 

En 1999, el virus del Nilos Occidental que circulaba en Israel y Túnez fue importado hasta Nueva York, así lo confirmó la OMS para ese año. Para esa fecha, la infección produjo un brote importante en el estado y se transmitió por todo el territorio continental de los Estados Unidos. 

La epidemia se extendió desde 1999 hasta el año 2010, y dejó en evidencia la importancia de los controles sanitarios contra los mosquitos. 

“Esta epidemia puso de manifiesto que la importación y el establecimiento de microbios patógenos transmitidos por vectores en hábitat distintos del propio representan un grave peligro para el mundo”, señaló la OMS. 

Este virus inició su propagación en toda África, en algunos países de Europa y Asia, pero luego de su llegada a Estados Unidos se ha multiplicado en Canadá y países de América Latina como Venezuela y Brasil.

Long Beach reportó su segundo caso humano del virus del Nilos Occidental a principios de julio

La ciudad costera al sur de California, Long Beach reportó su segundo caso humano del virus del Nilos Occidental a comienzos del mes de julio de este año. Lo que sería el regreso del virus a la ciudad en este 2020. El primer paciente infectado se detectó en el condado de de Stanislaus  en el norte de California en junio.

“Si bien el mundo se centra en la prevención y respuesta de COVID-19, este es un recordatorio importante de que seguimos viendo casos de Virus del Nilo Occidental la mayoría de los años en Long Beach. No podemos bajar la guardia contra las enfermedades transmitidas por mosquitos” dijo la doctora. Anissa Davis, Oficial de Salud de la Ciudad, en un comunicado.

Puedes leer: Se registra primer caso de peste negra en una ardilla en California

Transmisión y síntomas del Nilos Occidental 

La mayoría de las personas que se infectan con el mosquito del Nilos Occidental no presentan síntomas aparentes, gran parte de estos pacientes son asintomáticos. Sin embargo, las personas que muestran síntomas experimentan fiebre alta, dolor en el cuerpo, náuseas y vómitos. En excepciones, algunas personas pueden desarrollar inflamación cerebral o parálisis en el sistema nervioso central.  

El virus se transmite por la picadura de un mosquito infectado. También se puede transmitir por el contacto con otros animales infectados o con su sangre u otros tejidos. Los especialistas piden a los habitantes de las zonas afectadas evitar almacenar envases plásticos con agua debido a que, se convierten en un foco para la expansión del mosquito. 

mosquito
Imagen cortesía: Getty Images

La OMS publica que hasta el momento no se ha registrado un caso de infección persona a persona por el virus del Nilos Occidental. Tampoco se ha producido la transmisión del virus al personal sanitario cuando se toman las precauciones ordinarias de control de infecciones.

No hay vacunas para la enfermedad causada por el mosquito del virus Nilos Occidental

Hasta el momento, no se ha desarrollado una vacuna de seres humanos para la enfermedad causada por el virus Nilos Occidental, pero existen tratamientos para las personas contagiadas, lo que se ha calificado como “medidas de sostén” que incluyen hospitalización (para pacientes graves), administración de líquidos por vía intravenosa, apoyo respiratorio y prevención de infecciones secundarias. 

También te puede interesar: Primera vacuna de covid-19 probada en EEUU da resultados positivos