Noticias

Menos mujeres chinas quieren tener hijos

En China, la tasa de natalidad del año pasado fue de 12 millones de bebés, la más baja desde 1960, según el último censo poblacional de hace diez años. ¿Son menos las mujeres chinas que quieren tener hijos?

Menos mujeres chinas quieren tener hijos

La tasa de fecundidad en China, medida por número medio de hijos por mujer fue de 1,69% en el 2018;  y el índice de natalidad, o el número de nacimientos por cada mil habitantes, fue del 10,9%.

Los datos demuestran que China posee un índice de fecundidad bajo, a 2,1 por mujer, lo que hace ver que no se garantiza una pirámide de población estable.

Al observar la evolución de la tasa de natalidad en China se evidencia que ha descendido respecto al año 2017, en el que fue del 12,43%, al igual que ocurre al compararla con la de 2008, en el que la natalidad era de 12,14%.

Muchos expertos indican que ante esta realidad, se deben cambiar de una vez por todas las políticas de control de natalidad que han existido en China.

Historias recogidas por BBC Mundo acerca de este polémico tema coloca la hipótesis de que se trata de un problema de generación, dado que, actualmente, las mujeres jóvenes chinas de zonas urbanas piensan diferente acerca del tema de embarazarse y tener hijos. 

De igual forma, hay mujeres chinas que manifiestan la idea de no ser madres, porque esto les podría resultar difícil a la hora de realizarse profesionalmente. 

En China, aunque la población se triplicó desde hace 60 años, se desaceleró el ritmo de este incremento, lo que puede llevar a esta nación asiática a una baja importante de su población antes de lo deseable. 

La disminución de la población es problemática debido a la estructura de edad invertida, es decir, que haya más gente longeva que jóvenes.

¿Cuáles serían algunas de las consecuencias negativas para China?

mujeres

Los expertos explicas que no habría en el futuro cercano suficientes trabajadores para apoyar a los ancianos; y también, que podría requerir  una mayor demanda de atención médica y social.

Una de las conclusiones expuestas por Ning Jizhe, jefe de la Oficina Nacional de Estadísticas, en una conferencia para el gobierno de China, fue que una tasa de fertilidad más baja se debe a un efecto natural del desarrollo social y económico de China, a pesar que sigue siendo el país más poblado del mundo con 1.400.050.000 personas.

Esto se explica, porque en la medida que los países avanzan hacia el desarrollo, las tasas de natalidad tienden a caer, ya que las mujeres están más centradas en la educación u otras prioridades, como las carreras profesionales.

Esto no es un fenómeno único de China, también Japón y Corea del Sur han experimentado estos cambios en sus tasas de natalidad que han disminuido a mínimos históricos en los últimos años, sin importar los incentivos gubernamentales para que las mujeres decidan traer hijos al mundo.

De tal manera que, los expertos consideran en el caso de China, que esto podría agudizarse a escalas preocupantes, debido que, también influye el hecho de que los hombres chinos aseguran que les es difícil conseguir esposa, y mucho menos, piensan en formar una familia.

Un grave desequilibrio de género

La situación demuestra que actualmente existe un grave desequilibrio de género en el país, puesto que el año anterior había 34,9 millones de más hombres que de mujeres, como resultado de su política de un solo hijo, que data de 1979, con el fin de bajar el número poblacional. 

Esto fue abolido desde 2016, permitiendo a las parejas tener dos hijos. No obstante, la reforma no ha logrado invertir la caída de la tasa de natalidad, aunque se ha registrado cierto incremento en los dos años siguientes.

Esto igual pasa porque la cultura china favorece a los niños sobre las niñas, lo que motivó a los abortos forzados desde la década de 1980. 

con información de la BBC Mundo.

También puedes leer: Mujeres reportaron inflamación de ganglios linfáticos tras vacunarse