Noticias

Mascarillas con válvula y protectores faciales no pasan la prueba contra el coronavirus

A raíz de la pandemia de coronavirus, las mascarillas y protectores faciales se convirtieron en parte del atuendo del ciudadano del 2020, para ello, se han creado innumerables modelos que le permiten a los usuarios estar protegidos, cómodos y lucir bien, pero no todas las que se ofrecen son tan efectivas como parecen.

Según un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Informáticas de la Universidad Atlántica de Florida (FAU), las mascarillas faciales con válvulas de exhalación y los protectores faciales no son efectivos para evitar la COVID-19.

Mascarillas con válvula y protectores faciales no pasan la prueba contra el coronavirus

Para el estudio, publicado en la revista Physics of Fluids, los investigadores emplearon la visualización del flujo de aire en un entorno de laboratorio.

Utilizando una lámina de luz láser y una mezcla de agua destilada y glicerina, lograron generar una niebla sintética que simulaba las gotitas expulsadas de la boca.

¿Qué ocurre cuando usas el protector facial?

Con la ayuda de un un maniquí que simulaba toser y estornudar, los investigadores pudieron trazar el camino de las gotas y demostrar cómo se desempeñaron a través del escudo o protector facial.

Los resultados muestran que, aunque los protectores faciales bloquean el movimiento inicial hacia adelante del chorro, las gotas expulsadas se mueven alrededor del visor con relativa facilidad y se extienden sobre un área grande dependiendo de las perturbaciones ambientales ligeras.

A partir de este último estudio, pudimos observar que los protectores faciales pueden bloquear el movimiento inicial hacia adelante del chorro exhalado, sin embargo, las gotitas en aerosol expulsadas con el chorro pueden moverse alrededor del visor con relativa facilidad”, dijo Manhar Dhanak, profesor y coautor del artículo.

Para demostrar el rendimiento del protector facial, los investigadores utilizaron una hoja láser horizontal además de una hoja láser vertical que revela cómo las gotas atraviesan el plano horizontal.

Los investigadores no solo observaron la propagación hacia adelante de las gotas, sino que encontraron que las gotas también se propagan en la dirección inversa.

Los protectores faciales impiden el movimiento hacia adelante de las gotitas exhaladas hasta cierto punto, sin embargo, una vez que se liberan al medio ambiente, las gotas del tamaño de un aerosol se dispersan ampliamente.

¿Y qué pasa con las mascarillas con válvula?

Las visualizaciones de la máscara facial equipada con un puerto de exhalación indican que una gran cantidad de gotas pasan sin filtrar a través de la válvula de exhalación, lo que reduce significativamente su efectividad como medio de control de la fuente, dijeron.

Mascarillas con válvula y protectores faciales no pasan la prueba contra el coronavirus

La mascarilla con clasificación N95 con la válvula de exhalación utilizada en este estudio tenía una pequeña cantidad de gotitas exhaladas que escapaban del espacio entre la parte superior de la mascarilla y el puente de la nariz, dijeron los investigadores.

El puerto de exhalación redujo significativamente la efectividad de la máscara como un medio de control de la fuente, ya que una gran cantidad de gotas pasaron a través de la válvula sin filtrar y sin obstáculos, dijeron.

Existe una tendencia cada vez mayor a que las personas sustituyan las mascarillas quirúrgicas o de tela por protectores faciales de plástico transparente, además de utilizar mascarillas equipadas con válvulas de exhalación”, dijo Siddhartha Verma, autor principal y profesor asistente en la Florida Atlantic University.

“Un factor determinante para esta mayor adopción es una mayor comodidad en comparación con las máscaras normales. Sin embargo, los protectores faciales tienen espacios visibles a lo largo de la parte inferior y los lados, y las máscaras con puertos de exhalación incluyen una válvula unidireccional que restringe el flujo de aire al inhalar”.

Verma agregó que el aire inhalado se filtra a través del material de la máscara, pero el aire exhalado pasa a través de la válvula sin filtrar.

Los investigadores dijeron que la conclusión clave del estudio ilustra que los protectores faciales y las mascarillas con válvulas de exhalación pueden no ser tan efectivos como las mascarillas faciales normales para restringir la propagación de las gotitas en aerosol.

A pesar de la mayor comodidad que ofrecen estas alternativas, dicen que puede ser preferible usar un paño de alta calidad bien construido o máscaras quirúrgicas que sean de diseño sencillo, en lugar de protectores faciales y máscaras equipadas con válvulas de exhalación.

También puedes leer: Investigadores crean una prueba para determinar qué máscaras son menos efectivas