Noticias

Mascarillas transparentes ayudarían a personas con problemas de audición

Ford diseñará mascarillas transparentes para que las personas con problemas de audición puedan leer los labios.

Ford anuncia la fabricación de mascarillas transparentes
Imagen Ford

La compañía automotriz, Ford anunció que empleará sus destrezas de ingeniería para fabricar mascarillas médicas N95 transparentes. Con esto se podrán mostrar las expresiones faciales y las personas con problemas de audición podrán leer los labios.

“Una de las cosas que ha hecho durante la pandemia es el poder de una sonrisa”, comentó Jim Baumbick, vicepresidente de Ford para la gestión de la línea de productos empresariales y líder del esfuerzo de fabricación de EPI (equipos de protección personal) de la compañía, en un comunicado.

“Si bien es difícil para todo el mundo llevar una máscara durante todo el día, para las personas que padecen deficiencias auditivas es un reto aún mayor”, destacó Baumbick a CBS MoneyWatch.

“Eso nos inspiró a pensar en cómo podríamos ayudar a servir a esas personas porque efectivamente [con una máscara] les estás quitando otro sentido del que dependen para comunicarse y conectarse”.

El diseño de la máscara transparente estuvo a cargo de Will Brick, jefe de diseño de prototipos en D-Ford. El objetivo, en un principio, era “diseñar un respirador N95 reutilizable y transparente para los profesionales de la salud, una idea inspirada en las conversaciones con médicos, enfermeras y terapeutas respiratorios“, explicó Brick.

Además de las personas con discapacidad auditiva, estas máscaras podrían ser utilizadas por personas que dependen de las expresiones faciales para realizar mejor su trabajo, como los profesores.

Por ejemplo, no sólo serían útiles para las personas con problemas de audición, sino que, según informó Ford, también los niños con autismo tienen más dificultades para comunicarse cuando no pueden ver las expresiones faciales.

Los respiradores N95 reutilizables podrían proporcionar protección médica, así como reducir la demanda de máscaras desechables y los residuos, comentó Brick.

La mascarilla con paneles transparentes también filtra la mayoría de las partículas transportadas por el aire. Sin embargo, de acuerdo a los reportes de CBS, la mascarilla está aún en desarrollo y su capacidad de filtración no ha sido aprobada todavía por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (NIOSH).

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, cualquier mascarilla que diga ser N95 pero que no lleve el sello de aprobación del NIOSH se considera inauténtica o falsificada.

Ford espera que las mascarillas estén disponibles en primavera a la espera de la certificación del NIOSH.

Ford anuncia la fabricación de mascarillas transparentes
Imagen Ford

“Estamos buscando la certificación N95 y trabajando con el NIOSH para asegurarnos de que pasamos por todo el régimen de pruebas antes de sacarlas al mercado”, dijo Baumbick al medio.

Ante el aumento de las mutaciones de COVID-19, las medidas de protección, como el enmascaramiento -incluso el doble- y el distanciamiento social, son más importantes que nunca, según los expertos en salud.

Las mascarillas N95 y KN95 se consideran el tipo de protección por excelencia y son las que más utiliza el personal médico.

Lee aquí: Mascarillas N95 podrían acabar con la pandemia

Nuevos kits para filtrar el aire

Ford amplía sus esfuerzos para colaborar en la prevención del coronavirus, y también ha anunciado el desarrollo de un kit de filtración de aire que se puede fabricar en casa o en la escuela.

mascarillas

En un comunicado reseñado por la compañía, el kit complementa el sistema de filtración existente en una habitación para ayudar a reducir aún más el riesgo de concentraciones de partículas del virus COVID-19.

La empresa tiene previsto donar hasta 20.000 kits de filtración de aire a comunidades desfavorecidas.

El impacto de la unidad de limpieza de aire portátil depende de dónde se coloque y del tamaño de la habitación, informó la compañía.

Te puede interesar: Investigadores de Harvard defienden el uso de mascarillas N95i