Noticias

Más de 900 especialistas de la salud han muerto por covid-19 en Estados Unidos

El covid-19 ha acabado con la vida de los que están al frente batallando por salvar otras vidas. En Estados Unidos más 900 profesionales de la salud han fallecidos a consecuencia de la covid-19.

covid-19

De acuerdo a una una base de datos interactiva creada por The Guardian y  el servicio estadounidense de noticias de salud Kaiser Health News, KHN, más de 900 especialistas de la salud que han luchado contra la pandemia, han fallecido por infectarse de covid-19.

Una asociación entre las dos redacciones llamada Lost on the Frontline, se desarrolló con el objetivo de verificar, contar y honrar a aquellos especialistas de la salud que han muerto en su batalla por salvar vidas en la pandemia del coronavirus.

Por medio de una recopilación de información en las redes sociales, análisis, comparación de registros y fuentes, informes de colegas médicos,  obituarios en línea, sindicatos de trabajadores y medios locales, los investigadores de Lost on the Frontline indicaron que 922 profesionales de la salud que estuvieron al frente de la pandemia, murieron al contagiarse de covid-19.  

Más de 50 periodistas de The Guardian, KHN y de escuelas de periodismo, formaron parte de esta investigación que llevó meses de desarrollo. Los reporteros investigaron muertes individuales con la finalidad de verificar su infección por covid-19 y que realmente hayan estado al frente, luchando contra la pandemia del coronavirus.

Los profesionales de la salud desprotegidos ante la covid-19

De acuerdo con esta investigación, los profesionales médicos fueron víctima de la escasez de equipos de bioseguridad para proteger sus vidas, como las mascarillas +N95, las caretas, los delantales y guantes.

Los especialistas que se encuentran en la parte sur y oeste de los Estados Unidos se enfrentan a las carencias de un sistema de salud que ya estaba debilitado antes de la pandemia del coronavirus. Poniéndose en condiciones vulnerables y realmente mortales frente a un virus que ha acabado con la vida de miles de personas.

covid-19

En este amplio reporte, se han publicado 167 historias con nombres y datos de colegas y seres queridos que han recordado a los cientos de médicos que han muerto luchando frente a la pandemia de la covid-19.

Este recuento incluye los comentarios de médicos, enfermeras y paramédicos, así como personal de apoyo crucial, como conserjes de hospitales, administradores y trabajadores de los hogares de adultos mayores.

Los resultados demuestran, que en la parte médica, también los más afectados por el covid-19 son las personas de color o latinos. De las 167 historias que fueron publicadas en la base de datos, la mayoría, 103, el 62%, fueron identificadas como personas de color.

Gran parte de las muertes de los profesionales de la salud, ocurrieron en el mes de abril, después del aumento inicial de casos en la costa este de los Estados Unidos.

68 de los médicos fallecidos vivían en Nueva York y Nueva Jersey. 52 de los fallecidos, solo el 30%, contaban con un equipo de protección inadecuado. Mientras que la edad promedio fue de 57 años, 21 personas, el 13%, eran médicos menores de 40 años.

Según KHN, la mala preparación, los errores del gobierno estadounidese y un sistema de salud sobrecargado aumentaron el riesgo de contagio en el personal de salud.

También se detalló dentro de la investigación realizada por el grupo Lost on the Frontline, que el acceso inadecuado a las pruebas, la escasez de equipos de protección en todo el país y la resistencia al distanciamiento social y al uso de mascarillas han obligado a más hospitalizaciones en centros clínicos que ya están sobrecargados, y han elevado el número de muertos.

Hasta el pasado 9 de agosto, los Centros el Control y Prevención de Enfermedades habían contabilizado 587 muertes en el personal médico, sin embargo, la institución no ha detallado nombres específicos de los médicos fallecidos y han admitido que se trata de un “recuento insuficiente”.

También te puede interesar: Más del 30% de quienes fallecen por COVID-19 eran hipertensos o diabéticos