Noticias

Lo que hicieron unos padres para ayudar a su hijo autista

Nancy Nemhauser y Lubomir Jastrzebski, una pareja de esposos que vive en Mount Dora, Florida, Estados Unidos, decidieron pintar la fachada de su casa emulando la obra de un gran artista del siglo XIX, todo para ayudar a su hijo autista de 25 años.

En realidad la pareja contrató al artista Richard Barrenechea para que pintara el exterior de la casa emulando una de las obras más famosas del pintor Vincent Van Gogh, “La noche estrellada“.

Para su sorpresa, la alcaldía de Mount Dora les multó con 10.000 dólares además de exigirles que borraran la pintura porque al parecer el mural viola el código de señalización de la ciudad y además sugiere una distracción que deriva en peligro para los automovilistas.

Esto obligó a Nemhauser a interponer, a su vez, una demanda a la alcaldía y la basó en el derecho que tiene la familia a la libertad de expresión, y lo más importante, declaró que el objetivo de la pintura era ayudar a su hijo a regresar a casa.

Al menos al mencionar la casa de Van Gogh, la gente podría ayudarlo (a ubicarse)“, aseguró Nemhauser. Y es que el joven de 25 años, por quien se realizó el mural, es autista.

Tras conocer los motivos de la pareja, el Concejo Municipal de Mount Dora acordó por unanimidad anular la multa y permitir que la obra de arte permanezca. La familia recibió disculpas públicas del alcalde de la ciudad, Nick Girone, y un pago de 15.000 dólares.

La pareja afirma que su hijo tiene fascinación por Van Gogh y se siente cómodo con el aspecto de la residencia. Según el padre del joven “hay una conexión mágica entre Van Gogh y los niños autistas, porque Van Gogh posiblemente también era autista“.

Ahora la casa se ha convertido en una atracción turística de la ciudad.

Atamayca Jiménez