Noticias

Las acciones de Roselló mantienen en alza a Puerto Rico

A pesar de que el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció que no se postulará para la reelección el próximo año y que dimitía como presidente del Partido Nuevo Progresista, miles de manifestantes protagonizan una nueva jornada de protestas en la isla.

video

La marcha del pueblo para reclamar la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló Nevares ha convocado a miles de personas alrededor del estadio Hiram Bithorn en San Juan, desde donde partirá la manifestación multitudinaria rumbo al expreso Las Américas y luego de regreso al punto de origen.

Esta marcha es el acto principal de la décima jornada de protestas desde que el pasado 13 de julio se conoció parte del contenido de un polémico chat en la aplicación Telegram encabezado por el gobernador y 11 de sus colaboradores más íntimos.

Más artistas se unen a la protesta

El cantante neoyorquino, de padres puertorriqueños, Marc Anthony se unió al grupo de artistas que piden la renuncia del gobernador de la isla caribeña.

“Hoy, de regreso de unas semanas de darme un espacio de descanso, me golpea la realidad que está viviendo mi gente de Puerto Rico. Su valentía me conmueve”, señaló el artista en su cuenta de la red social Facebook.

“Las imágenes de un Puerto Rico unido por sus voces para demandar sus derechos, denunciar la injusticia y la insensibilidad de un Gobierno que ha traicionado a su pueblo es el acto de valor y el legado más grande que podemos dejar como ciudadanos del mundo”, agregó.

“#ConPuertoRicoNoSeJuega! Basta! Vamos a enseñarle al mundo quiénes somos, en orden y pacíficamente”, concluyó Anthony.

Miles de puertorriqueños han marchado hasta la residencia oficial de Rosselló, en el movimiento de protesta más grande en la isla desde que los puertorriqueños salieron a la calle y lograron poner fin a las maniobras de la Marina estadounidense en la isla de Vieques hace más de 15 años.

La polémica llega mientras el territorio estadounidense trata de recuperarse del huracán María y reestructurar parte de los 70.000 millones de dólares en deuda tras 13 años de recesión.

El territorio con más de tres millones de ciudadanos estadounidenses, no tiene una representación plena en el Congreso ni pueden elegir al presidente del país.