Noticias

Kanye West gastó $13 millones en la campaña presidencial

Más de 13 millones de dólares le costó al cantante de rap, Kanye West, su campaña como candidato presidencial de Estados Unidos, en las elecciones celebradas el 3 de noviembre de 2020.
Kanye West gastó $13 millones en la campaña presidencial

Tres meses después de los comicios, Kanye West reveló que gastó más de 13,2 millones de dólares, en lo que para la crítica resultó ser un rotundo fracaso, al solo obtener 66.000 votos en todo el país, según las cifras presentadas en un informe de la Comisión Electoral Federal. 

Así lo publicó la revista People, al desglosar que West, de 42 años, en su campaña electoral invirtió casi 12,5 millones que salieron de su propio bolsillo, y en pocos meses tan solo logró recolectar otros 2 millones de dólares para la carrera, lo que totaliza 14,5 millones de dólares.

Sin lugar a dudas, fue dinero mal invertido, producto de un sueño para muchos surrealista, el cual comenzó el Día de la Independencia, el 4 de julio. Desde entonces, el artista protagonizó lo que fue visto por la mayoría como otro gran espectáculo.

Todo inició con una polémica campaña electoral en la que anunció su candidatura, bajo el respaldo de su partido político llamado “Birthday Party”, el cual apenas alcanzó cubrir los requerimientos obligatorios para que su nombre apareciera en las tarjetas, en doce de los cincuenta estados que componen Estados Unidos.

Según la agencia de noticias EFE, Kanye West utilizó más de 7,5 millones en gastos para conseguir que su nombre saliera en las papeletas, incluyendo 1,28 millones en pagos a Atlas Stategy Group, una compañía que es propiedad del estratega republicano Gregg Keller, que se cree lideró la campaña electoral de Donald Trump de 2016.

Solo para comparar, Joe Biden, quien ganó las elecciones presidenciales  de 2020, consiguió reunir más de 1.000 millones de dólares en fondos; y en el caso de Donald Trump, quien  libró una ardua lucha hasta el final, la cifra llegó a 811 millones.

Mientras que el polémico rapero, esposo de la mediática Kim Kardashian, con la que tiene cuatro hijos, solo obtuvo figurar como candidato en una docena de estados, debido a que no pudo, a pesar de sus esfuerzos, recoger las suficientes firmas para ser tomado en cuenta como candidato.

Otros datos aportados por la entrevista se dejaron saber, como por ejemplo, que Kanye West pagó 35.000 dólares para conseguir que su nombre estuviera en la papeleta de Oklahoma, donde lastimosamente solo recogió 6.000 seguidores.

Es que el artista estadounidense ni siquiera contó con el apoyo de su esposa, que según  describían las redes sociales con intercambio y mensajes de otras figuras políticas como Kamala Harris, la segunda de a bordo de Joe Biden, ella siempre simpatizó con el candidato de los demócratas.

De la misma forma, están los datos que reflejan el dinero que invirtió Kanye West en las tasas legales y en la producción de videos en línea para promover su campaña por un lado; así como su línea de moda por otro, haciendo que sus compradores en algunos casos aparecieras como contribuyentes a los esfuerzos electorales del candidato.

No obstante, por ningún lado aparecen gastos en publicidad en televisión, radio ni medios digitales, afirma el portal.

En las últimas 4 semanas antes de los comicios, Kanye West al ver que su candidatura no cobraba empuje, decidió inyectarle 2,7 millones de dólares más de su propio capital, para tratar de levantar la campaña.

Según los medios locales, la mayor presencia la tuvo Kanye West en Tenessee, uno de los estados con más peso de la industria musical del país, con un total de 10.000 votos.

Incluso, existen documentos que registran que en la última semana de octubre, West derrochó más de 210.000 dólares en publicidad en el New York Times, y cerca de 1 millón de dólares en ropa con distintivos del candidato, concretó la agencia.

También puedes leer: Kanye West, un candidato intruso en 12 Estados en las elecciones de EE UU