Noticias

Muertes de ancianos en los asilos de Nueva York serán investigadas

El Departamento de Justicia investigará las miles de muertes de ancianos por covid-19 en los asilos de Nueva York.

Por medio de una serie de cartas enviadas a Nueva York,  Nueva Jersey, Pensilvania y Michigan, el Departamento de Justicia abrirá una investigación sobre si se violaron las medidas de la Ley Federal al obligar a los asilos a aceptar la recuperación de pacientes con covid-19.

ancianos

Al incorporar a pacientes recuperados de covid-19 en los asilos, se pudo haber incrementado el número de contagios entre los ancianos, situación que fue criticada a la administración del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

De acuerdo a los fiscales encargados de enviar las cartas, las misivas tienen como objetivo determinar si las órdenes “pueden haber resultado en la muerte de miles de ancianos residentes en hogares de ancianos”.

“Debemos asegurarnos de que sean cuidados adecuadamente con dignidad y respeto y que no se pongan en riesgo innecesariamente” así lo dijo el Secretario de Justicia Auxiliar de la División de Derechos Civiles, Eric Dreiband.

Por su parte, los gobernadores de los cuatro estados mostraron su rechazo a la investigación, agregando que la casualidad de que el documento fuese enviado a cuatro políticos demócratas demuestra la “naturaleza política de la investigación”.

“Todos los estadounidenses estarían mejor atendidos si la administración Trump detuviera los juegos partidistas y se enfocara en entregar un plan real para derrotar al COVID-19”, así lo expresó la portavoz de Whitmer, Tiffany Brown.

Cuando inició la crisis de la pandemia, muchos gobiernos locales tomaron decisiones para intentar que los hospitales no colapsaran.

El pasado 26 de marzo, cuando empezaban a registrarse los contagios en Nueva York, el gobernador emitió una ley donde solicitaba, específicamente a las residencias de ancianos, no negarse a la “recuperación de pacientes con covid-19”, esto si los pacientes estaban “médicamente estables”, de acuerdo a lo que detalla la ley.

Esta orden, también prohibía a las residencias de ancianos de Nueva York realizar las pruebas a los pacientes que iban a ingresar en esos ancianos para determinar si todavía tenían el virus o no . Situación que puso más en riesgo a los adultos mayores.

A pesar de que esta orden quedó sin efecto el pasado 10 de mayo, ya el número de ancianos que habían fallecido por covid-19 era extremadamente alto, convirtiéndose en uno de los estados con la tasa de mortalidad de ancianos más alta de todo el país.

El gobernador Andrew Cuomo fue duramente criticado luego de emitir esa orden en el mes de marzo, porque colocó en riesgo la población más vulnerable ante el virus: los adultos mayores.

La Sociedad de Medicina de Cuidados Posagudos y a Largo Plazo, la AMDA, advirtió en ese momento que la orden que emitió el gobernador Andrew Cuomo del 25 de marzo representaba un “peligro claro y presente” para los asilos de ancianos.

De acuerdo al Proyecto de Rastreamento de la Covid-19, la cifra de muertes de ancianos por covid-19 representa el 42% de todas las muertes por el virus en Estados Unidos, con más de 70.000 ancianos fallecidos a consecuencia de la enfermedad.

“Nuestra preocupación era que estábamos tomando decisiones de una manera muy apresurada cuando los hospitales tenían exceso de capacidad. Las decisiones se tomaban tan rápido que no estaban considerando ramificaciones”, dijo el miércoles Alex Bardakh, director de políticas públicas y defensa del grupo.

Los ancianos son la población más vulnerable ante la covid-19

Desde que comenzó la pandemia de la covid-19 y avanzó por todo el mundo, los especialistas de la salud indicaron que la población de ancianos era la más vulnerable frente a la enfermedad.

Millones de adultos mayores han fallecido en los ancianatos. En Italia, el país de Europa más afectados, fallecieron más de 6.000 ancianos que se encontraban en los ancianatos, una cifra que desconcertó al mundo entero.

ancianos

Para ese entonces, el Instituto Superior de Sanidad había informado que cerca de 7.000 ancianos habían fallecido a consecuencia de la covid-19, entre el 7 y el 8% de los residentes, informaba el instituto de sanidad italiano.

En España, donde la pandemia dejó más de 20.000 muertos, la población de adultos mayores se vio duramente afectada. Más de 3.000 adultos mayores murieron en los ancianatos españoles.

Nueva York también registró una alta tasa de decesos en ancianatos. El 22% de las muertes por covid-19 en Nueva York son de adultos mayores murieron en sus asilos a consecuencia de la covid-19. Mientras que el 43% de las muertes totales en Estados Unidos, corresponden a ancianos, de acuerdo a estadísticas publicadas por el New York Times.

Este porcentaje representa que cerca de 54.000 residentes y trabajadores de los ancianatos murieron a consecuencia del coronavirus en todo Estados Unidos, cifras hasta el mes de junio, de acuerdo a una base de datos desarrollada por The New York Times.

También te puede interesar: 52 ancianos fallecieron por covid-19 en un asilo de Miami