Noticias

Indocumentados de New York quedan por fuera de la vacunación

Los indocumentados han sido los más afectados por el virus.

Indocumentados de New York quedan por fuera de la vacunación

Mientras que en algunos estados los gobernantes hacen lo posible por incluir a más grupos en las jornadas de vacunación, en Nueva York, los indocumentados son excluidos de las listas.  

En Estados Unidos, la distribución de las vacunas ha mostrado las mismas discrepancias, situación que preocupa a los expertos de salud debido que, la cifra de muertes por la pandemia sigue aumentando, ya que las personas negras, latinas y pobres han quedado rezagadas.

En la ciudad de Nueva York, donde residen más de tres millones de migrantes de todo el mundo, los datos recabados la semana pasada sugieren que las tasas de vacunación en los territorios de migrantes que se encuentran dispersos por los cinco distritos, se perfilan como de las más bajas de la Gran Manzana.

En el mes de febrero, The New York Times consultó a 115 personas que viven en barrios que se identifican como los más numerosos donde habita un importante grupo de migrantes. A ellos se les consultó acerca del desarrollo de la jornada de vacunación y sus opiniones sobre la misma.

Los resultados fueron desalentadores, ya que, solo ocho personas dijeron que habían recibido una dosis de la vacuna contra el coronavirus. 

También se conoció -según The New York Times- que los obstáculos tecnológicos y lingüísticos en  algunas incidieron en estas cifras tan bajas, ya que algunas de ellas ignoraban si contaban o no con sitios de vacunación cercanos. 

Otros encuestados revelaron la desconfianza que sentían hacia los funcionarios del gobierno y el sistema de salud. Y por otro lado, mucha gente expresó el temor que siente por la seguridad de la vacuna, un miedo fomentado por las noticias y las redes sociales, destacó The New York Times.

El despliegue de la vacuna, los obstáculos logísticos, el miedo y la desinformación conspiran para dejar en desventaja a algunos de los grupos de indocumentados en Nueva York.

Otro punto de vista fue dado a conocer por Marcella J. Tillett, vicepresidenta de programas y sociedades de Brooklyn Community Foundation, quien sugiere que hay mucha gente que le cuesta entender por qué los inmigrantes indocumentados pudieran estar renuentes a vacunarse, a pesar de ver lo que está haciendo el coronavirus en el mundo. 

“Aquí se ha registrado mucha enfermedad y muerte”, comentó Tillett, cuya fundación está distribuyendo fondos a las organizaciones comunitarias para que reciban información real sobre las vacunas y poder llegar a más personas. 

“No tiene lógica la idea de que, de repente, la gente resuelva confiar en un sistema que le ha hecho daño”, añadió.

En cambio, miles de neoyorquinos migrantes se han vacunado, después de navegar el sistema con paciencia, pero no ha sido fácil, recalcó Jerry T.

Otros casos han sido atendidos por las organizaciones de servicios sociales, como fue Bronx Works, el cual montó un sitio temporal de vacunación durante cinco días en Grand Concourse en el Bronx, en el que se administraron cientos de vacunas al día.

En el estudio del Times, muchas personas expresaron estar agradecida por haber tenido acceso a vacunarse, en especial si se encuentran cerca de sus residencias, recordó John Weed, subdirector ejecutivo de BronxWorks.

La ciudad tiene que avanzar en cuanto a estrategias para lograr que todos se vacunen, ya que la participación es clave para que tanto ciudadanos como migrantes y en los vecindarios de color puedan ser inmunizados en el menor tiempo posible.

Para ello,  la ciudad ha abrió mega sitios de vacunación en Citi Field en Queens y, gracias a una sociedad con el estado, en el Yankee Stadium, en el Bronx, en donde lo residentes tienen opción a las vacunas para residentes elegibles de todos los distritos.

También puedes leer: Los niños podrán ser vacunados a principios de 2022