Noticias

Miles de indigentes viven en las calles de New York por recorte de presupuesto

La decisión del alcalde De Blasio de reducir el presupuesto del NYPD ha hecho que los indigentes se adueñen de las calles de Nueva York.
Miles de indigentes viven en las calles de New York por recorte de presupuesto

La ciudad de Nueva York se ha visto sumergida en una crisis que ha afectado en gran parte su calidad de vida. La delincuencia, los indigentes y la situación económica ha hecho que miles de neoyorquinos escapen hacia otras ciudades o hasta los suburbios en búsqueda de mejores oportunidades.

Un reporte hecho por el New York Post reveló que los indigentes que se encuentran en las calles abandonados y que muchos de ellos, están “fuera de control” se debe principalmente al recorte de presupuesto que hizo el alcalde De Blasio al NYPD.

De acuerdo con el reporte hecho por el New York Post, cerca de 3.500 quejas que se han realizado al 311 sobre los indigentes que se encuentran desamparados en las calles y que generan problemas en los vecindarios fueron cerradas “sin ninguna acción” por parte de los policías del NYPD, ya que, según alegan no cuentan con jurisdicción.

Las estadísticas señalan que, antes de que el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill De Blasio, le quitara al Departamento de la Policía una cantidad de 4,5 millones de dólares al año que servían para la Unidad de Alcance para Personas sin Hogar del NYPD, los casos de quejas de indigentes solo eran de 79 en el mes de junio.

Luego del recorte presupuestario que hizo el alcalde De Blasio, la cifra se disparó registrando un aumento de 550% con 437 quejas durante el mes de julio. Cifra que se fue elevando al pasar los meses hasta llegar a 3.500 quejas sobre los indigentes desamparados.

“La gran cantidad de 311 llamadas que expresan preocupaciones sobre las condiciones de las calles continúan siendo atendidas, incluso en medio de la nueva visión de la ciudad para el alcance de las personas sin hogar y la transición en curso entre las agencias de la ciudad”, dijo el primer subsecretario de prensa adjunto, Avery Cohen para el New York Post.

Esta estadística negativa de quejas y reclamos sobre indigentes que se han adueñado de las calles de la ciudad de Nueva York se ha mantenido en un promedio de tres dígitos desde la reducción del presupuesto. En el mes de agosto alcanzó un récord de 681 y con un total de 2.486 en los últimos cinco meses, según detalló el reporte hecho por el New York Post.

Las fuentes que conversaron con el Post revelaron que muchos culpan al Ayuntamiento de la situación de los indigentes en las calles de la Gran Manzana. En parte, por no permitir que el Departamento de Servicios para Personas sin Hogar se encargara de las quejas, tal y como lo había prometido el alcalde De Blasio, cuando hizo los recortes de presupuestos al NYPD.

Puedes leer: Indigentes usan los espacios exteriores de restaurantes como baños y camas

indigentes

“El Ayuntamiento le quitó la responsabilidad al Departamento de la Policía, pero la ciudad nunca desarrolló ni implementó el plan por parte del DHS para manejar llamadas adicionales de personas sin hogar”, así lo dijo un funcionario que conoce de la situación al New York Post.

Con la llegada del frío, todavía ningún funcionario ha reemplazado a los 86 policías que habían sido asignados a la Unidad de Alcance para las Personas sin Hogar del NYPD.

En ese momento, cuando el alcalde De Blasio se pronunció, aseguró que los trabajadores civiles podían manejar “ese trabajo” y toda la transición que iba a oucrrir en el transcurso de este año fiscal.

Los habitantes de los vecindarios más afectados por la presencia de los indigentes han expresado su disgusto. Los vecinos han asegurado que la situación de los vagabundos se ha incrementado durante los últimos meses y cada vez se hace “más insoportable”, reseñó el Post.

Muchos de los testimonios concuerdan que la situación se está asemejando a lo que vivió la ciudad de Nueva York en los años 80. Han denunciado que las autoridades de la ciudad no han hecho nada para sacar a los indigentes de las calles.

Por su parte, los líderes sindicales han mostrado su rechazo por la actitud que ha tomado el alcalde De Blasio por los recortes de presupuesto que hizo al NYPD.

“No hay duda de que la creciente población de personas sin hogar de la ciudad merece los servicios adecuados, pero la imprudente prisa de los políticos por ‘desfinanciar a la policía’ tiene consecuencias”, así lo expresó, el presidente de la Asociación de Dotación de Detectives, Paul DiGiacomo.

También puedes leer: El hambre recorre New York: millones hacen colas en bancos alimentarios