Noticias

Igualdad laboral entre mujeres y hombres en riesgo por teletrabajo

El rol de las mujeres como cuidadoras principales es una de las principales razones de su éxodo de la fuerza laboral.

Igualdad laboral entre hombres y mujeres en riesgo por teletrabajo

Cada vez hay más indicios de que el trabajo remoto llegó para quedarse y aunque para muchos podría significar más comodidad y beneficios, para otros no, sobretodo para las mujeres.

Bajo la premisa que con anterioridad estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico demostraron que en parejas heterosexuales, las mujeres realizan la mayor parte del cuidado infantil y el trabajo doméstico, el teletrabajo suprimiría la posibilidad de separar responsabilidades, razón por la cual, las mujeres estarían expuestas a mayores niveles de estrés y ansiedad.

Si bien, a raíz de las nuevas modalidades de trabajo adoptadas por el covid-19, los hombres aumentaron sus contribuciones domésticas, las mujeres continuaron haciendo más tareas y asumiendo más la responsabilidad de la gestión general del hogar.

Eso significaría que dentro de su nuevo “espacio laboral”, existiría menos equidad y desigualdad de beneficios que podría generar un éxodo de la fuerza laboral femenina.

Mientras menos mujeres forman parte de equipos, mayor es la probabilidad de que más mujeres decidan no volver a ocupar vacantes en las oficinas, es un círculo vicioso que puede evidenciarse en un estudio de la Universidad de Washington.

En dicho estudio, un aula de ciencias de la computación se decoró con adornos estereotipados de cuevas de hombres, como carteles de ciencia ficción y equipos electrónicos, y como consecuencia, las universitarias mostraron menos interés que en cualquier otro salón exactamente igual pero con una decoración más neutra.

Este experimento comprobó que sentir que no pertenecemos tiene un efecto directo en nuestra relación con nuestro trabajo. Por ende en las oficinas, menos mujeres, menos sentido de pertenencia en el espacio.

Por otro lado, este no es la única razón por la que el estrés se incrementa con el teletrabajo.

Un estudio publicado recientemente por el laboratorio de interacción humana de la Universidad de Stanford, advierte acerca del fenómeno que la instalación ha bautizado como “fatiga de Zoom”.

Jeremy Bailenson, autor del estudio, compara la sensación de las reuniones y presentaciones en Zoom con la incomodidad del ascensor, donde la incomodidad viene de intentar desviar la mirada y respetar al máximo posible la distancia.

“En Zoom sucede lo contrario. En una reunión normal, independientemente de quién esté hablando, cada persona está mirando directamente a los ojos de los otros”, explica Bailenson.

Toda estas prueba de estrés y agobio adicional en los empleados, demuestra que además de cambiar la modalidad de trabajo las empresas deben modificar sus políticas y recomendaciones como por ejemplo agregar licencias familiares y parentales remuneradas de ser necesario, apoyo para el cuidado de niños o ancianos de respaldo y los programas de asistencia a los empleados que pueden ayudar con el estrés o el agotamiento para sobrellevar las múltiples video conferencias en cuales sugerencias simples como apagar la cámara cuando se está interviniendo y moverse un poco por la habitación puede disminuir la “fatiga de Zoom”.

También puedes leer: Reuniones por zoom cansan más que las presenciales