Noticias

Los hombres contaminan más que las mujeres, según estudio

Un nuevo estudio ha descubierto que los hábitos de consumo de los hombres son responsables de 16% más de emisiones de gases de efecto invernadero que los de las mujeres.

Los hombres contaminan más que las mujeres, según estudio

Los hombres solteros contribuyen más al cambio climático que las mujeres al comprar bienes con mayor huella de carbono, como la carne, el tabaco, el alcohol y el combustible para vehículos, según revela un nuevo estudio.

Un equipo de investigadores suecos descubrió que los hombres solteros son responsables, por término medio, de 16% más de gases de efecto invernadero que sus compañeras, a pesar de que los hombres solo gastan 2% más en productos.

La diferencia se debe en gran medida a que los hombres gastan más en gasolina para sus vehículos, según informa The Guardian. Los investigadores, sin embargo, no incluyeron en sus datos el combustible de los vehículos de trabajo, incluidos los taxis y las furgonetas específicas para el empleo.

A pesar de la diferencia de género en las emisiones, el estudio informó de que había poca diferencia en la cantidad de dinero que los hombres y las mujeres suecos solteros gastaban en compras que generaban emisiones.

“La forma en que gastan es muy estereotipada: las mujeres gastan más dinero en la decoración del hogar, la salud y la ropa, y los hombres gastan más dinero en combustible para los autos, en comer fuera, en alcohol y en tabaco”, explicó la autora del estudio, Annika Carlsson Kanyama, al publicar su investigación, en la revista Journal of Industrial Ecology.

Tanto para los hombres como para las mujeres, las vacaciones fueron la fuente más importante de sus emisiones, seguidas por el transporte en el caso de los hombres y la comida en el de las mujeres. Aunque los hombres consumían más carne, las mujeres tendían a comprar más productos lácteos, cuya huella de carbono es casi igual.

‘La carne y los productos lácteos tienen emisiones mucho más altas que todos sus sustitutos’, señala el estudio.

Los datos sobre el gasto de los hogares fueron facilitados por el Instituto de Estadística de Suecia (SCB), que lamentablemente no disponía de datos más allá de 2012, según las investigaciones, pero actualizó los datos hasta 2016 con los índices de precios al consumo correspondientes.

Los autores del estudio –que se propusieron investigar “cómo pueden reducirse las emisiones de gases de efecto invernadero basadas en el consumo de los hogares”, según su resumen– descubrieron que comiendo alimentos de origen vegetal en lugar de carne y lácteos, y yendo de vacaciones en tren en lugar de en avión o un auto, las emisiones de hombres y mujeres se reducían en 40%.

La proporción de vacaciones con emisiones tomó por sorpresa a los investigadores. “Es mucho más de lo que esperaba”, declaró Carlsson Kanyama a The Guardian, y calificó de “cambios sustanciales” las alternativas de dieta y de tránsito en vacaciones propuestas.

Aunque la reducción de las emisiones personales es cada vez más prioritaria para muchas personas a medida que se agrava la crisis climática, los datos anteriores han demostrado claramente que la gran mayoría de los daños los provocan sólo un grupo de empresas.

“La gran tragedia de la crisis climática es que siete mil quinientos millones de personas deben pagar el precio -en forma de un planeta degradado- para que un par de docenas de intereses contaminantes puedan seguir obteniendo beneficios récord”, dijo el destacado científico del clima Michael Mann a The Guardian en 2019. “Es un gran fallo moral de nuestro sistema político que hayamos permitido que esto ocurra”.

con información de The New York Post y Daily Mail.

Te puede interesar: JetBlue planea convertirse en la primera aerolínea estadounidense de carbono neutral