Noticias

Presentan “hoja de ruta” para recuperación económica de New York

La debacle que dejó la pandemia del covid-19 afecta especialmente a los latinos y afroamericanos de New York.

Presentan "hoja de ruta" para recuperación económica de New York

La pandemia del coronavirus dejó estragos en la economía de New York, que ya venía atravesando por una crisis antes de que comenzaran las restricciones por el virus.

A finales de 2019 y principios de 2020, la ciudad de New York pasaba por una situación económica inestable, donde los latinos y afroamericanos eran los más afectados.

Un año y medio después de la pandemia, y luego de convertirse en la ciudad epicentro del virus por más de una semana, New York está viendo los estragos que dejó el covid-19, siendo los más impactados los latinos y afroamericanos.

Antes de que llegara la pandemia, la ciudad de New York registraba que uno de cada cinco adultos y uno de cada cinco niños experimentaba algún tipo de pobreza.

En la ciudad de New York, los latinos y los negros ya tenían serias dificultades para acceder al sistema de salud, alimentación, vivienda y empleo, situación que empeoró con la llegada de la pandemia del coronavirus.

Entre los años 2016 y 2019, el 60% de este grupo de la población neoyorquina experimentó pobreza. Los datos empeoraron cuando comenzó la crisis del covid-19 en la ciudad.

Muchas familias neoyorquinas están viviendo de frente los estragos que dejó el covid-19, en medio de la recuperación económica de la ciudad. La debacle ha afectado directamente comunidades vulnerables como Queens, El Bronx y Brooklyn.

“Hay miles de familias que la están pasando muy mal y no viven en la calle, ni en el Subway. Viven en sus departamentos todavía, porque las leyes contra los desalojos la respaldan. Están esperando ayudas, pero no todo el mundo aplica. Es un lío, esperemos que el asunto mejore, porque si no quedará mucha gente en la calle“, dijo para el Diario NY, Josefina Colón, dirigente comunitaria de El Bronx.

40% de los neoyorquinos enfrentaron dificultades alimentarias

New York

Los indicadores demuestran que las zonas vulnerables tardarán mucho más tiempo en recuperarse económicamente después del desastre de la pandemia.

Cerca del 40% de los neoyorquinos sufrió algún tipo de dificultad alimentaria durante la crisis del coronavirus. Lo que evidenció las largas colas en el banco de alimentos de la ciudad.

La crisis también afectó el sector inmobiliario, donde casi una cuarta parte de los neoyorquinos no pudieron pagar sus alquileres.

Aunque ya la ciudad comenzó la nueva “normalidad”, muchas personas todavía no han podido dar un paso hacia la recuperación después del duro golpe de la pandemia.

Ante la dura situación de ciertos sectores en la ciudad de New York, organizaciones como Robin Hood, The Century Foundation y Next100, presentaron una hoja de ruta para avanzar hacia la recuperación, enfocados en las zonas más golpeadas por la crisis del covid-19.

“Los problemas que enfrentamos en un entorno posterior a COVID-19 son enormes, pero también son las oportunidades que tiene el próximo Alcalde para abordar las desigualdades sistémicas que la pandemia exacerbó”, dijo Emma Vadehra, directora ejecutiva de Next100.

La hoja de ruta presentada por estas organizaciones fue denominada “De la crisis a la oportunidad” y dará herramientas a la alcaldía de la ciudad para comenzar una recuperación económica que sea igual para todos los neoyorquinos.

“Estamos ofreciendo a la nueva administración en la Alcaldía, una serie de políticas para enfrentar la pobreza, basadas en datos y evidencias. Y lo más importante todo es alcanzable. Se trata de reinventar el desarrollo de la fuerza laboral, cuidado infantil, educación, viviendas asequibles, vigilancia y sistemas de servicios sociales”, dijo Jason Cone, director de políticas públicas de Robin Hood, una organización que lucha contra la pobreza en la ciudad de New York.

Las organizaciones señalaron que aportaran todo lo necesario para que la ciudad y su gente se recupere completamente.

“Quizás lo más importante es que se apunta a las fuerzas que contribuyen a la pobreza, por ejemplo cómo los problemas de acceso a la vivienda produce escuelas segregadas y disparidades educativas o cómo la falta de cuidado infantil disponible limita las perspectivas de empleo de las familias trabajadoras. Y las mujeres de color en particular”, señalaron las organizaciones.

También puedes leer: Trabajadores de New York en huelga: exigen que paguen $15 la hora