Noticias

Heineken reestructura inventario y recorta 8.000 puestos de trabajo

La compañía Heineken está intentando “ir más allá de la cerveza” en su línea de productos.

Heineken reestructura inventario y recorta 8.000 puestos de trabajo

A raíz de los estragos económicos causados por la pandemia del covid-19, Heineken reducirá cerca del 10% de su fuerza laboral global, lo que equivale a 8.000 empleados, y a su vez, va a reestructurar su inventario para ir más allá de la cerveza en su línea de producción en un intento por aumentar las ganancias y reducir las pérdidas.

La cervecera de Moretti y Amstel informó que durante el 2020 experimentó una pérdida neta de 247,6 millones de dólares lo que equivale a una caída de 16,7% de los ingresos. En comparación a una ganancia de 2.700 millones de dólares en el 2019.

Todas las empresas del mundo se han visto afectadas por la pandemia del covid-19 que dio por completo un giro al día a día de las personas.

Si bien algunas empresas de ecommerce como Amazon y de servicios streaming como Netflix percibieron un aumento considerable en sus ganancias, en la mayoría de las compañías se percibió lo contrario, sobre todo en aquellas que no se encargan de productos de primera necesidad sino de productos relacionados con el ocio, un sector que debido a las múltiples restricciones para evitar el contagio se ha visto sumamente golpeado.

“El impacto de la pandemia en nuestro negocio se vio amplificado por nuestro comercio (pubs, bares y restaurantes) y nuestra exposición geográfica”, declaró a través de un comunicado el director ejecutivo de Heineken, Dolf van den Brink, quien asumió el cargo en junio del año pasado.

Pese a la existente vacuna contra el virus que ya está siendo distribuida en varias partes del mundo, los brotes de la enfermedad se incrementaron durante los últimos meses del 2020 en diversos países con la llegada del invierno, que obligó a las personas a resguardarse en interiores de las bajas temperaturas, y las fiestas de navidad y fin de año, aumentando la cantidad de reuniones incrementando a su vez la posibilidad de contagio.

Por ello y como una forma de volver a bajar la curva de transmisión, distintos gobiernos decidieron volver a aplicar medidas restrictivas y con ello, los primeros afectados fueron los comercios y negocios.

Para finales de enero, Heineken calcula que menos 30% de los bares y restaurantes en Europa se encontraban operativos, lo cual para la empresa es sumamente perjudicial dado que es su mayor mercado.

Sin embargo, con el cambio de rutina llegó el cambio de consumo, las personas aumentaron la ingesta de alcohol en casa por lo que en las plataformas directas al consumidor de Heineken, incluidas Beerwulf, Six2Go y Drinkies, se triplicaron los pedidos. 

Adicionalmente, la compañía vio un aumento en la venta de bebidas sin alcohol por lo cual aseguran que en esa línea de productos hay “mucho potencial de crecimiento” y que planean hacer que la cerveza sin alcohol esté disponible en todas partes.

“Aspiramos a ofrecer un crecimiento superior y rentable en un mundo que cambia rápidamente”, señaló Van den Brink direspecto a la revisión estratégica para “trazar su próximo capítulo de crecimiento”, enfocados en las oportunidades y fortalezas actuales de Heineken.

También puedes leer: 140.000 empleos se perdieron en diciembre en EE.UU.