Noticias

Fracasó aprobación de estímulos económico en el Senado

Otro plazo de 48 horas tendrán los republicanos y demócratas para llegar a un acuerdo para la aprobación de los estímulos económicos, después de que fracasara el plan del republicano Mitch McConnell.
estímulos

El gobierno del presidente Donald Trump tiene un nuevo plazo de 48 horas más para llegar a un acuerdo con los demócratas y alcanzar un nuevo paquete de estímulos económicos para los estadounidenses, una vez que el plan presentado por el republicano Mitch McConnell, líder de la mayoría en el Senado, fracasara.

Los senadores demócratas lograron bloquear nuevamente el plan republicano de estímulos económicos por la pandemia del coronavirus, propuesta de alrededor de 500.000 millones de dólares y que no incluía la entrega de un nuevo cheque a los estadounidenses, antes de las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre.

Los republicanos no alcanzaron sumar los 60 votos necesarios para aprobar el paquete, al cual los demócratas se oponían, por considerar que la propuesta dispondría de menos dinero del que ellos consideran necesario para ayudar a las personas y negocios afectados por la pandemia.

La propuesta de los demócratas costaría unos 2.2 billones de dólares e incluiría, entre otras cosas, un cheque de 1.200 dólares para los ciudadanos y ayudas de 600 dólares para los desempleados.

“Los demócratas del Senado acaban de utilizar el obstruccionismo, que dicen que no les gusta, para matar otro paquete de ayuda para el coronavirus”, escribió el líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell en Twitter.

La Casa Blanca había presionado más temprano con un nuevo plazo de 48 horas para alcanzar un acuerdo con los demócratas, que ahora extiende un nuevo plazo, también de dos días, que había fijado la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, para cerrar el acuerdo.

No obstante, la esperanza del Gobierno de Donald Trump choca con los deseos de McConnell, quien indicó a sus compañeros republicanos que está “animando” a la Casa Blanca a esperar hasta después de las elecciones del 3 de noviembre para aprobar el plan de estímulos por la pandemia.

“Soy optimista. Compartimos una meta y eso es, ojalá, tener algún tipo de acuerdo en las próximas 48 horas”, dijo este miércoles el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, a Fox News.

El acuerdo con Pelosi era carente de equidad

En un almuerzo privado, el líder republicano aseguró a sus compañeros republicanos que el acuerdo con Pelosi era inequitativo, porque podría dividir a la bancada de cara a las elecciones, según confirmaron tres fuentes a la agencia de noticias The Associated Press.

Públicamente McConnell señaló este martes que pasaría a votación ante el pleno del Senado cualquier proyecto de ley de estímulos económicos en el que estuvieran de acuerdo Pelosi y secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Los demócratas se adelantaron a atacar los comentarios filtrados de McConnell en el almuerzo. “Cualquiera que sea la razón, está muy claro que lo que el líder republicano está ofreciendo esta semana es un truco, trazado para parecer real pero diseñado para fallar”, aseguró el líder de la minoría en el Senado, el demócrata Chuck Schumer.

Pelosi sostuvo este martes conversaciones con Mnuchin las que fueron calificadas como productivas, “la presidenta y el secretario Mnuchin hablaron este martes a las 3:00 PM, durante aproximadamente 45 minutos. Su conversación proporcionó más claridad y puntos en común a medida que se acercan a un acuerdo”, tuiteó el martes por la tarde Drew Hammill, subjefe de personal de Pelosi.

Beneficios desempleo

Incluye el dinero para escuelas, pruebas y vacunas

El anuncio se produce en la fecha límite que Pelosi había marcado para llegar a un acuerdo sobre los paquetes de estímulos económicos, que podrían o no incluir un cheque de 1.200 dólares para los estadounidenses, dependiendo del resultado de las negociaciones. También incluye el dinero para escuelas, pruebas y vacunas.

Aunque Pelosi precisó que Mnuchin y ella seguían en desacuerdo sobre los créditos fiscales reembolsables para trabajadores pobres y familias con hijos, el tamaño de un paquete de estímulos económicos para los gobiernos estatales y locales, era un escudo de responsabilidad para las empresas y otras organizaciones contra las demandas por sus preparativos contra el COVID-19.

¿Por qué la ayuda sigue siendo una incertidumbre?

Las conversaciones entre Pelosi y Mnuchin continuarán, mientras los presidentes de los comités en el Congreso se encargan de resolver diferencias sobre el nivel de financiamiento y el lenguaje del posible proyecto de ley, agregó Hammill.

Trump dice que los republicanos se convencerán de aprobar un paquete de estímulos económicos mayor, al tiempo que sugiere que podría persuadir a los republicanos del Senado de que acepten un costoso paquete de ayuda.

“No todos los republicanos están de acuerdo. Pero lo estarán”, aseguró el presidente durante una entrevista en la cadena Fox News.

Por su parte, el presidente Trump se ha mostrado a favor de un paquete de estímulos económicos más parecido al de los demócratas en relación a su estado actual, de 1.8 billones de dólares, que sí incluiría una nueva ronda de estímulos directos de 1.200 dólares.

“Quiero hacerlo incluso más grande que el de los demócratas”, aseguró en dicha entrevista.

Mientras que, el senador republicano por Dakota del Sur John Thune apuntó el lunes que “sería difícil” encontrar solo 13 miembros de su partido que acepten un posible acuerdo entre Pelosi y Mnuchin, a pesar de contar con el apoyo del presidente Trumop.

Pelosi acusa a Trump de aprovecharlo para su beneficio

De la misma forma, el senador republicano por Dakota del Norte Kevin Cramer declaró a los periodistas que “no estaba seguro de que hubiera suficiente apoyo republicano para un paquete de estímulo mayor”.

Por otro lado, McConnell ha seguido adelante esta semana con la votación de otras medidas de los repúblicanos que posiblemente tengan menos probabilidades de ser aprobadas por los demócratas en la Cámara Baja.

El martes, el Senado votó otra ronda de subsidios a la nómina para empresas pequeñas y medianas como restaurantes y hoteles, que se han visto particularmente afectados por la pandemia.

También puedes leer: Pelosi fija un plazo de 48 horas para aprobar un nuevo paquete de ayudas