Noticias

Florida dará bonos de 5.000 dólares a policías no vacunados

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, pagará a los policías no vacunados una bonificación de 5.000 dólares si se trasladan a su estado.

Florida dará bonos de 5.000 dólares a policías no vacunados

La medida surge en medio del abandono en masa en todo Estados Unidos de los puestos de trabajo de los oficiales, debido a la obligación de vacunarse contra la COVID-19.

“Estamos trabajando activamente para reclutar a agentes de la ley de otros estados, porque tenemos necesidades en nuestros departamentos de policía y de sheriff”, indicó el gobernador a Fox News el domingo.

“En la próxima sesión legislativa, espero firmar una ley que otorgue una bonificación de 5.000 dólares a cualquier policía de otro estado que se traslade a Florida”.

El gobernador explicó que su oficina está buscando sacar el máximo provecho de los errores de otras ciudades con respecto a los mandatos de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

DeSantis -que critica abiertamente tanto los mandatos de vacunas– subrayó que fue inspirado a idear dicho plan por el maltrato que han tenido estos oficiales en ciudades como Nueva York, Chicago y Minneapolis.

El gobernador, que restableció el mes pasado la prohibición estatal de los mandatos de máscara en las escuelas, también especificó que la legislación propuesta pretende elevar la moral de estos miembros de las fuerzas del orden que pueden o no haber sufrido persecución por su postura respecto a las vacunas.

Ciudades imponen mandatos de vacunación

Johnson & Johnson ganó $502 millones con la vacuna

En ciudades como Chicago, la alcaldesa, Lori Lightfoot, pidió suspender a la mitad de los policías, en medio de la presión sobre un inminente mandato de vacunación de los trabajadores cívicos.

Hasta la semana pasada, algo más de un tercio de los 12.770 agentes del Departamento de Policía de Chicago (CPD)más de 4.000 agentes- aún no han cumplido la petición de la alcaldesa, mientras una ola de delincuencia sin precedentes causa estragos en la ciudad.

Los agentes que se han negado a vacunarse hasta el momento deben someterse a las pruebas de COVID-19 dos veces por semana hasta el 31 de diciembre, fecha en la que se les exigirá que se vacunen o se les concederá un permiso sin sueldo.

El Departamento de Policía de Seattle (SPD) también se enfrenta a la reacción de los agentes descontentos por la imposición de las vacunas.

La ciudad también exigió a sus empleados -incluidos los policías- que mostraran una prueba de vacunación o se arriesgan a perder sus puestos de trabajo.

El portavoz de la policía de Seattle, el sargento Randy Huserik, declaró a DailyMail.com que los agentes que no hayan entregado la documentación de verificación de las vacunas en el plazo establecido por la ciudad “serán despedidos”.

Mientras tanto en Nueva York, el alcalde Bill De Blasio anunció que la ciudad sería la última metrópoli en obligar a los trabajadores municipales a elegir entre vacunarse o la alternativa.

Hemos dado mucho tiempo a la gente. Es hora de seguir avanzando”, dijo el alcalde sobre el controvertido decreto

En un intento de animar a los empleados públicos, incluida la policía de Nueva York, a vacunarse, cualquier trabajador de la ciudad que se vacune por primera vez hasta el 29 de octubre, recibirá una bonificación de 500 dólares en su nómina.

Pero a pesar de ello, el mayor sindicato policial de la ciudad, la Asociación Benévola de la Policía de Nueva York, echó por tierra los planes del alcalde y presentó una demanda para anular el mandato.

Los resultados de la demanda afectarán a más de 36.000 agentes y a más de 100.000 trabajadores empleados por la ciudad. Si fracasa, los empleados que no estén vacunados tendrán que tomar una licencia no remunerada si no pueden presentar una prueba de vacunación a su supervisor directo, y no habría una opción de prueba semanal de COVID-19.

Fuente Daily Mail.

Te puede interesar: Neoyorquinos rechazan mandato de vacuna impuesto por De Blasio