Noticias

Fallece “inesperadamente” médico que creó test de saliva contra el covid en New Jersey

El médico que desarrolló la primera prueba de saliva murió de manera inesperada en el estado jardín.

Fallece "inesperadamente" médico que creó test de saliva contra el covid en New Jersey
Imagen vía New York Post / Nick Romanenko

Andrew Brooks, nativo de New Jersey, profesor de la Universidad de Rutgers y de apenas 51 años, falleció “inesperadamente”, dijo la universidad en un comunicado sin emitir más detalles.

La información la dio a conocer The New York Post mediante una nota de prensa publicada en su página web.

Brooks se desempeñó como director de operaciones y director de desarrollo de tecnología en RUCDR Infinite Biologics, y formó parte del equipo de investigadores que desarrolló la primera prueba para detectar covid-19 a través de la saliva.

El pasado mes de abril, la prueba para la detección del virus a través de la saliva recibió la autorización de su uso de emergencia por parte de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA), y comenzó a ser usada en gran parte del país.

Un mes después, el test de saliva fue aprobado por la FDA para ser usado dentro del hogar.

La Universidad de Rutgers expresó que desde entonces, más de 4 millones de pruebas de saliva han sido usadas en Estados Unidos como mecanismo para detectar coronavirus.

New Jersey honra al doctor Brooks como un héroe

La semana pasada, el gobernador de New Jersey, Phil Murphy, le rindió homenaje al médico Brooks por su ardua labor en la lucha contra el coronavirus, aunque las autoridades estatales tampoco emitieron detalles sobre la muerte del especialista.

El gobernador Murphy expresó que la prueba desarrollada y liderada por el médico Brooks ha salvado miles de vida no solo en New Jersey, sino en todo el país.

“No podemos agradecer lo suficiente a Andy por todo lo que hizo a lo largo de su carrera. Muchos lo extrañarán profundamente”, expresó Murphy desde un acto en el estado jardín, donde participaron distintos colegas del médico y personal de salud.

Por su parte, el fundador y director ejecutivo de RUCDR, Jay Tischfield, expresó sus condolencias y dijo que el médico “será recordado con cariño por la gran cohorte de científicos cuya investigación facilitó durante muchos años”.

Brooks deja un legado en la medicina

médico
Andrew Brooks, profesor de investigación de la Universidad de Rutgers que dirigió el desarrollo de la primera prueba de saliva Covid-19 aprobada por la FDA, murió el 23 de enero / CNN.

El médico nacido en New Jersey tiene una amplia trayectoria en el mundo de la medicina, conocimientos que aplicó para luchar contra la pandemia del coronavirus.

Brooks se desempeñó como profesor de investigación en la Escuela de Artes y Ciencias Rutgers-New Brunswick en el Departamento de Genética. Además de esto, fue miembro académico del Instituto de Genética Humana de New Jersey.

El profesional de la salud también fue miembro de la facultad research en el Instituto de Ciencias de la Salud Ocupacional y Ambiental de Rutgers y miembro de su Centro de Excelencia NIHS, según reseñó el New York Post.

Brooks también formó parte de la facultad de posgrado en el Programa Conjunto de Posgrado en Toxicología de Rutgers.

Por 17 años, el médico se desempeñó como asesor de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos, también fue director del Laboratorio Harlan GeneScreen y como director co-fundador de BioProcessing Solutions Alliance.

La Universidad de Rutgers indicó que el profesional dejó un gran legado en la medicina y sus aportes serán valiosos en la lucha contra enfermedades virales e infecciosas.

“Brooks desempeñó un papel clave en la prestación de servicios de consulta, biobancos y análisis a muchos grandes proyectos de investigación que han aportado conocimientos sobre la etiología genómica de las enfermedades humanas y los efectos de las exposiciones ambientales”, dijo la universidad en un comunicado.

También puedes leer: Muere hombre en California horas después de ser vacunado