Noticias

Expertos advierten el peligro de los viajes en primavera

Los viajes serían un factor determinante en cómo seguirá avanzando la pandemia en Estados Unidos.

Expertos advierten el peligro de los viajes en primavera

Estados Unidos sigue siendo el país más vulnerable a la pandemia del coronavirus. Un año después de detectarse el primer caso, los expertos advierten que todavía falta mucho trabajo para poder acabar de raíz con el virus.

Los funcionarios de salud estadounidenses han emitido una advertencia sobre los viajes de primavera y las consecuencias que podría generar en el transcurso del virus en el país, especialmente por la llegada de las nuevas variantes que son más contagiosa que la cepa original.

Aunque el número de contagios ha disminuido en las últimas tres semanas, los expertos en salud pública han expresado que todavía las cifras diarias son demasiado altas para reducir y eliminar las medidas de bioseguridad como el uso de la mascarilla y el distanciamiento social.

Los viajes de primavera son una de las principales preocupaciones de los especialistas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

La doctora Rochelle Walensky, directora de los CDC, expresó que desde la agencia de salud están preocupados por la rápida propagación de las nuevas variantes de coronavirus.

“Estamos muy preocupados por las variantes transmisibles. Muchos de ellos han pasado por nuestros corredores de viaje, por lo que ahora estamos siendo más cautelosos con los viajes”, expresó la experta en una entrevista para la cadena de noticias CNN.

Walensky indicó que cada ocasión que aumentan los viajes por las vacaciones, seguidamente se da un aumento considerable de casos de coronavirus. Esta vez, la experta volvió a pedir a los estadounidenses no movilizarse en primavera para evitar brotes del virus.

“Hay aproximadamente la misma cantidad de viajes ahora que durante el Día de Acción de Gracias”, expresó.

Te puede interesar: EE.UU. registra mayor número de viajeros desde marzo 2020

Los viajes han registrado su aumento más alto desde marzo

viajes

Nuevamente, Estados Unidos vuelve a depender de la responsabilidad de los estadounidenses para evitar brotes de coronavirus.

Los expertos en salud pública han advertido que a pesar de la vacunación, las medidas de bioseguridad se deben mantener para evitar que las variantes más transmisibles se propaguen a mayor velocidad por todos los estados del país.

Con las vacaciones de primavera, los viajes han establecido nuevos récords desde marzo del año pasado. Según datos de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) más de 1,3 millones de personas fueron chequeadas en los aeropuertos del país el pasado viernes.

El estado de la Florida, el destino más aclamado por los estadounidenses, ya cuenta con playas al máximo de su capacidad, a pesar de que la pandemia del coronavirus aún no ha finalizado.

Dan Gelber, alcalde de Miami Beach alertó que las playas de la ciudad están registrando una alta afluencia de personas que no se han podido controlar hasta el momento.

“Vemos demasiada actividad en las vacaciones de primavera. Tenemos un problema porque demasiada gente viene aquí, hay un problema cuando demasiada gente viene aquí para relajarse. Estamos preocupados”, expresó el pasado sábado el alcalde a CNN.

Por su parte, el alcalde de Orlando, Buddy Dyer, también advirtió sobre la cantidad de personas que han llegado a la ciudad en vísperas de las vacaciones de primavera.

Dyer pidió a los visitantes mantener las medidas de seguridad para evitar brotes de coronavirus que puedan empeorar la pandemia en el país.

“Hemos recorrido un largo camino como comunidad para frenar la propagación del virus. Mientras disfrutas de nuestra ciudad y nuestro maravilloso clima este fin de semana, continúa con las precauciones contra la pandemia”, escribió el alcalde en su cuenta de Twitter.

Las mascarillas y el distanciamiento social se deben mantener por un tiempo prolongado, afirmaron los expertos en salud pública. A la vez que pidieron a los gobiernos estatales mantener las medidas de seguridad para no generar otra oleada de casos.

También puedes leer: 33% de los estadounidenses no planea vacunarse