Noticias

El éxodo en Nueva York por la crisis impulsa el sector inmobiliario en Maine

Habitantes del área tri-estatal, Nueva York, New Jersey y Connecticut buscan paz y tranquilidad en el estado de Pine Tree.
Nueva York

Estados Unidos sigue siendo el país más afectado del mundo por la pandemia del covid-19 y Nueva York su estado más perjudicado debido a la cantidad de decesos que ya superan la barrera de los 34.000.

La crisis ha hecho que muchos de sus habitantes hayan decidido abandonar su vida en la metrópolis con más movimiento del país para optar por una vida donde el riesgo al contagio sea menor, sin ir tan lejos, teniendo como destino los suburbios o más allá al noreste del país en busca de paz y tranquilidad en Maine.

Según agentes inmobiliarios, los posibles inquilinos y compradores de residencias en Maine están desesperados, “la gente ha llamado y ha dicho: ‘Consígame una casa en Maine”, dijo Gwyneth Freeman de Better Homes & Gardens, The Masiello Group.

James Lott, de la empresa de alquiler vacacional Camden Accommodation, asegura que la mayoría de sus clientes son neoyorquinos “probablemente el 70% de mis visitantes este verano eran neoyorquinos. Por lo general, es esporádico, pero Nueva York definitivamente estuvo en Maine este verano”.

Con el comienzo de la pandemia, los residentes de otros estados buscaron refugio en Maine, estado que podía ofrecerles más espacio y menos población por lo que la demanda de vivienda superó la oferta, lo que hizo subir los precios y representó un gran volumen de ventas cerradas.

Sin embargo, el 2019 se definió con una economía sólida y bajas tasas de interés lo que resultó en 40% menos de inventario en 2020 para las inmobiliarias en Maine.

“Debido al COVID, las ventas de abril y mayo bajaron. Pero junio se recuperó y julio fue un éxito de banda, con casi un 6 por ciento más de compradores fuera del estado que el año pasado. En agosto, las ventas fuera del estado aumentaron casi 10%, lo que muestra una clara tendencia de lo que está sucediendo”, comentó Tom Cole, presidente de la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Maine.

Las mudanzas son un problema para Nueva York

De acuerdo a la agencia inmobiliaria Miller Samuel Real Estate Appraisers & Consultants, en el mes de julio, el número de propiedades vendidas en Manhattan se desplomó 56%, y según Bloomberg, los acuerdos de condominios pendientes se desplomaron un 38%.

Además, no solo las empresas inmobiliarias y los medios lo informan, incluso las empresas de mudanzas han dicho que no pueden satisfacer la demanda.

Metropolis Moving en Brooklyn dijo que la cantidad de cotizaciones para mudanzas fuera del estado aumentó en más del 200% en mayo y en junio en comparación con esos meses del año pasado, y en más del 165% en julio en comparación con hace un año.

La mayoría de las personas que buscaban cotizaciones se estaban mudando a los suburbios de la ciudad, dijo, aunque otras se estaban mudando a áreas que se extendían desde Washington, DC hasta Boston.

Esto podría ser un problema para el estado de Nueva York en general y sobre todo para la ciudad, debido a que los neoryorquinos mudándose podría inhibir la recuperación económica y la capacidad para mantener servicios de calidad de vida como la policía y el saneamiento, ya que afectaría directamente en el presupuesto de la ciudad.

“Lo que es preocupante es que las personas de altos ingresos, en particular las que tienen más de un millón de dólares, aportan una cantidad sustancial de recursos al presupuesto de Nueva York. Perderlos representaría un golpe para el presupuesto”, declaró María Doulis, vicepresidente de estrategia y operaciones  en la Comisión de Presupuesto Ciudadano, un organismo fiscal independiente

Sin embargo, el 2019 se definió con una economía sólida y bajas tasas de interés lo que resultó en un 40 por ciento menos de inventario en 2020 para las inmobiliarias en Maine.

También puedes leer: Cuomo afirma que hospitales de Nueva York “nunca se vieron abrumados por la pandemia”