Noticias

Estadounidenses están gastando y “endeudándose” con tarjetas de crédito

Los consumidores estadounidenses están gastando más en compras con tarjetas de crédito.

Estadounidenses están gastando y "endeudándose" con tarjetas de crédito

La crisis del covid-19 parece haber quedado atrás. En este momento, muchos estadounidenses están gastando más y aumentado sus saldos en las tarjetas de crédito, según un informe hecho por el Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

Después de aumentar en 17 mil millones de dólares tanto en el segundo como en el tercer trimestre, el uso de tarjetas de crédito por parte de los estadounidenses parece estar volviendo a patrones pre-pandémicos, dijeron los investigadores en el informe que se publicó este martes 9 de noviembre.

Sin embargo, los saldos aún eran 123 mil millones de dólares más bajos que a finales del año 2019, según el informe trimestral sobre deuda y crédito de los hogares estadounidenses.

“A medida que disminuyen los esfuerzos de ayuda ante la pandemia, comenzamos a ver la reversión de algunas de las tendencias de saldo de tarjetas de crédito de los estadounidenses observadas durante la pandemia, a saber, la reducción del consumo y el pago de saldos”, señaló Donghoon Lee, oficial de investigación de la Reserva Federal de Nueva York.

“Al mismo tiempo, a medida que se eliminan las restricciones pandémicas y se normaliza el consumo, el uso y los saldos de las tarjetas de crédito de los estadounidenses están reanudando sus tendencias pre-pandémicas, aunque desde niveles más bajos”, agregó.

Las tarjetas de crédito suelen seguir un patrón estacional, en el que los saldos muestran aumentos “modestos” en el segundo y tercer trimestre, seguidos de un aumento más sustancial en el cuarto trimestre, señalaron los investigadores.

Los consumidores generalmente reducen esos saldos en el primer trimestre a medida que pagan los gastos de las vacaciones, según el informe.

Todo esto cambio en medio de la pandemia del covid-19, cuando los hogares apoyados por pagos directos en efectivo y programas de indulgencia que suspendieron los pagos de hipotecas y préstamos estudiantiles redujeron en gran medida la deuda de sus tarjetas de crédito.

Ahora que los programas de indulgencia están terminando, algunos de esos consumidores pueden usar parte de su crédito disponible para llegar a fin de mes, indicaron los investigadores de la Reserva Federal de Nueva York.

estadounidenses

El informe también encontró que la deuda total de los hogares aumentó en 286 mil millones de dólares en el tercer trimestre a 15,24 billones de dólares, impulsada principalmente por un aumento de 230 mil millones de dólares en los saldos hipotecarios.

Mientras que, los saldos de deuda total ahora están 1.1 billones de dólares por encima de donde estaban a fines de 2019, mostró el informe.

La deuda de automóviles aumentó en 28 mil millones de dólares en el tercer trimestre y los saldos de préstamos estudiantiles aumentaron en 14 mil millones de dólares.

Por su parte, las originaciones de nuevos préstamos hipotecarios, a 1,1 billones de dólares, y préstamos para automóviles, a 199.000 millones de dólares, se mantuvieron cerca de los máximos de la serie.

El aumento de los precios de los automóviles contribuyó al alto volumen de préstamos para automóviles, señaló la investigación. Los autores no hicieron un desglose similar para las hipotecas, pero dijeron que el aumento de los precios de las viviendas podría tener un efecto similar en la deuda hipotecaria.

Los prestamistas pueden estar ofreciendo más crédito a los prestatarios con puntajes de crédito más bajos después de tomar medidas drásticas al comienzo de la pandemia, según indicó el reporte.

Por ejemplo, la emisión de tarjetas de crédito para prestatarios con puntajes de crédito más bajos ha vuelto a los niveles anteriores a la pandemia después de haber disminuido al comienzo de la crisis económica que generó el covid-19.

El puntaje crediticio promedio para nuevas hipotecas y préstamos para automóviles disminuyó levemente en el tercer trimestre, pero aún era alto para los estándares históricos, dijeron los investigadores.

Los hallazgos mostraron que la morosidad de la deuda de los consumidores sigue siendo baja, gracias en parte a los programas de indulgencia y otras ayudas federales.

Fuente: The New York Post.

También puedes leer: Zuckerberg planea crear tiendas minoristas para introducir el Metaverso