Noticias

Mayoría de estadounidenses no podrían cubrir emergencias financieras

Solo 4 de cada 10 estadounidenses tienen suficiente dinero reservado para cubrir emergencias financieras de al menos 1.000 dólares.

Mayoría de estadounidenses no podrían cubrir emergencias financieras

La encuesta realizada por los analistas de Bankrate, ilustra la inseguridad económica generalizada tras la pandemia del coronavirus, que sacó a la luz la enorme desigualdad en las últimas 40 décadas, reseña el portal CBS News.

De acuerdo a los datos de la encuestadora, sólo el 39% de las personas podían manejar una factura inesperada por encima de un monto de $1000, mientras que otro 38% tendría que pedir prestado el dinero a través de tarjetas de crédito, familiares u otros medios.

Los datos muestran que el dieciocho por ciento de los más de 1.000 adultos encuestados dijo que financiaría un gasto de 1.000 dólares con una tarjeta de crédito y lo pagaría con el tiempo, mientras que el 12% pediría prestado a familiares o amigos. Otro 8% dijo que pedirían un préstamo personal, detalla el portal.

Según reseña CBS, el analista financiero y jefe de Bankrate, Greg McBride indicó a través de un comunicado que “el precario estado de los ahorros de emergencia de los estadounidenses se ha visto aún más afectado por la pandemia, ya que casi tantos necesitan pedir prestado para cubrir un gasto no planificado como los que pueden pagarlo con sus ahorros”.

El aumento del desempleo causado por los cierres y las paralizaciones de empresas el año pasado ha obligado a muchos estadounidenses a aprovechar sus ya escasos ahorros.

Sin embargo, la aparición de una vacuna, cambia el panorama. El 44% de los encuestados dijo que esperan que sus finanzas mejoren en 2021, en comparación con el 14% que espera que empeore.

Estas cifras coinciden con las proyecciones de algunos economistas, quienes creen que se producirá una amplia recuperación en la segunda mitad del año una vez que la vacuna COVID-19 se distribuya ampliamente.

La amplia disponibilidad de la vacuna trae la esperanza de normalidad que todos hemos estado anhelando, y el optimismo de que este año será mejor para nuestras finanzas”, detalló McBride.

Una perspectiva que también comparte el Banco Mundial en el informe Perspectivas de la Economía Mundial 2021 publicado la semana pasada, donde prevé una expansión del 4% en la economía mundial, una cifra que depende de que la vacunación sea lo más efectiva posible.

La economía mundial se contrajo un 4,3% en 2020 y es probable que el PIB mundial en 2021 sea un 5,3% inferior a los pronósticos anteriores a la pandemia, detalla el portal The Sidney Morning Herald. Esto básicamente significa que la emergencia sanitaria creada a raíz de la pandemia, ha costado al mundo 4,7 billones de dólares.

El presidente del Grupo del Banco Mundial, David Malpass, describió las perspectivas financieras en una declaración como una “recuperación moderada” que todavía se enfrenta a “retos formidables”, reseña el medio.

Empresas enfrentan una recuperación financiera desigual

Mayoría de estadounidenses no podrían cubrir emergencias financieras

Una encuesta de la Cámara de Comercio de EE.UU. publicada este lunes reveló que si bien algunos negocios se han recuperado de la pandemia del coronavirus, no todos lo han hecho de manera equitativa.

“Diez meses después de que la COVID-19 causara una interrupción sin precedentes en la actividad financiera, algunas industrias se han recuperado completamente mientras que otras están en el equivalente de una depresión”, informó Neil Bradley, vicepresidente ejecutivo y director de políticas de la cámara al portal US News.

La encuesta encontró que “19, o ligeramente la mitad de las industrias, informaron que les iba un poco o mucho peor que a los afectados previo a la pandemia, 15, o 41%, les iba un poco o mucho mejor”, detalla el medio.

Industrias como la de los aeropuertos esperan pérdidas de al menos 23 mil millones de dólares desde marzo de 2020.

A diferencia de otras como los depósitos a las cooperativas de crédito, las cuales crecieron 15 veces más rápido que en el mismo período del año anterior, ya que los consumidores se apresuraron a conservar el dinero.

También puedes leer: El desempleo aumenta en medio de la segunda ola