Noticias

La otra epidemia que salió de Wuhan y mata a más de 20 mil personas al año

No es el coronavirus, pero mata alrededor de 30.000 estadounidenses al año. Así es la otra epidemia que ha salido de Wuhan, el fentanilo, el principal químico usado para hacer narcóticos. 

epidemia

La ciudad de Wuhan ha sido el epicentro de la producción de fentanilo. Este químico acaba con la vida de al menos 30.000 personas en un año, y es la principal sustancia adquirida por los carteles mexicanos para producir drogas. 

El coronavirus comenzaba a dejar estragos en el mundo, cuando agentes de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos, la DEA, iniciaron una investigación en el mes de febrero que tuvo como resultado que el costo de la metanfetamina y del fentanilo, se estaban disparando en las calles de la ciudad de Los Ángeles.  

El fentanilo, sustancia 50 veces más potente que la heroína y 100 más que la morfina, tiene su punto de origen en las empresas legales chinas que fabrican sus principales ingredientes. 

Wuhan, capital de la provincia de Hubei, se encuentran los principales proveedores a nivel mundial de éstos químicos empleados para fabricar drogas.

Los carteles mexicanos han utilizado el fentanilo como uno de sus productos base para el desarrollo de drogas, ya que lo consideran una sustancia económica, de fácil acceso y producción, 

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha informado que producir un kilo de este opioide cuesta alrededor de 30.000 dólares americanos.

Con este monto, se pueden fabricar alrededor de un millón de dosis de drogas que son vendidas en la calle en 20 dólares americanos. 

La epidemia que ha dejado estrago por años en EE.UU

La epidemia del fentanilo afecta cada año a los ciudadanos estadounidense, que mueren por sobredosis de esta droga.

De acuerdo a los reportes de la DEA, mucho antes del año 2017, el opioide se enviada directamente desde China a Estados Unidos, sin embargo, las autoridades de ambas naciones cerraron ese paso, y los carteles de drogas de México aprovecharon para iniciar su negocio con el fentanilo. 

epidemia

Los narcotraficantes mexicanos, se han hecho de este negocio,  importando del país asiático los precursores químicos y elaborando el fentanilo en sus propios laboratorios.

El diario El Mundo, detalla que en los últimos años, las sustancias que salen desde Wuhan terminan en laboratorios clandestinos en ciudades mexicanas como Jalisco y Sinaloa, cunas del narcotráfico en México. 

Según este mismo reporte, cuando el fentanilo en pastillas, píldoras o en polvo ya está listo, los mexicanos dedicados al tráfico de drogas lo cuelan por los puntos de la frontera con los Estados Unidos. 

Sin embargo, parece que muchas cosas han “cambiado” en el negocio de las drogas desde que inició la epidemia del coronavirus el pasado mes de diciembre de 2019.

La cadena de suministro del fentanilo, químico que también es usado clinicamente como analgésico y anestésico para personas con cáncer; y la metanfetamina se ha detenido por los bloqueos que originó el confinamiento.

Durante estos casi 8 meses de cuarentena obligatoria por la epidemia, la producción y posterior tráfico de fentanilo se ha parado, situación que ha reducido la cantidad de producto que se maneja en los carteles mexicanos.

La directora del Centro de Terrorismo, Delincuencia Transnacional y Corrupción de la Universidad George Mason en Virginia, quien ha investigado durante años estos sitios web de China que venden los ingredientes para fabricar fentanilo, ha explicado -según reseña el diario El Mundo- que grandes cantidades de estos componentes se pueden rastrear a una sola empresa subsidiada por el estado en la ciudad Wuhan, que cerró después del brote de coronavirus a principios de año.

Estados Unidos quiere acabar con esta epidemia.

La semana pasada, el país anunció sanciones contra cuatro personas y una empresa basada en China por su supuesta participación “operaciones internacionales de tráfico de drogas”, específicamente de fentanilo.

Wuhan sigue siendo el foco de esta epidemia, que parece haberse tomado un “descanso”, pero que sigue acabando con la vida de miles de personas al año.

También te puede interesar: La otra epidemia que enfrenta EE.UU deja más de 70 mil muertos