Noticias

Ensayo de vacuna nasal del Alzheimer comienza en Boston

Este sería el primer ensayo de una vacuna nasal para tratar el Alzheimer.

Ensayo de vacuna nasal del Alzheimer comienza en Boston

El Hospital Brigham and Women’s probará la seguridad y eficacia de una vacuna nasal destinada a prevenir y retrasar la enfermedad de Alzheimer, anunció el martes 16 de noviembre el hospital de Boston.

El comienzo del pequeño ensayo clínico de Fase I se produce después de casi 20 años de investigación dirigida por Howard L. Weiner, codirector del Centro Ann Romney para Enfermedades Neurológicas en el mencionado hospital de Boston.

Según informaron los expertos inmersos en la investigación, el ensayo incluirá a 16 participantes entre 60 y 85 años, todos con Alzheimer sintomático temprano, pero por lo demás sanos en general.

Los pacientes que formaran parte del ensayo clínico recibirán dos dosis de la vacuna con una semana de diferencia, señaló el hospital en un comunicado de prensa. Los participantes se inscribirán en el Ann Romney Center.

Un ensayo clínico de fase I está diseñado para establecer la seguridad y la dosis de un posible nuevo medicamento. Si el ensayo resulta positivo, se necesitaría una prueba mucho más grande para probar su efectividad contra la enfermedad.

La vacuna usa una sustancia llamada Protollin, la cual se encarga de estimular el sistema inmunológico, señaló el hospital ubicado en Boston.

“Protollin está diseñado para activar los glóbulos blancos que se encuentran en los ganglios linfáticos a los lados y la parte posterior del cuello para migrar al cerebro y desencadenar la eliminación de las placas de beta amiloide, una de las características distintivas de la EA (enfermedad de Alzheimer)”, explica el hospital.

En el comunicado, el hospital señaló que se ha descubierto que Protollin es seguro en otras vacunas.

“El lanzamiento del primer ensayo en humanos de una vacuna nasal para el Alzheimer es un hito notable. Durante las últimas dos décadas, hemos acumulado evidencia preclínica que sugiere el potencial de esta vacuna nasal para la EA. Si los ensayos clínicos en humanos muestran que la vacuna es segura y efectiva, esto podría representar un tratamiento no tóxico para las personas con Alzheimer, y también podría administrarse temprano para ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer en personas en riesgo”, explicó el doctor Weiner en el comunicado de prensa del hospital.

Los investigadores dicen que su objetivo principal con esta vacuna nasal del Alzheimer es “determinar la seguridad y tolerabilidad de la vacuna nasal en el ensayo y observar cómo Protollin afecta la respuesta inmunitaria de los participantes, incluida la forma en que afecta sus glóbulos blancos”.

“El sistema inmunológico juega un papel muy importante en todas las enfermedades neurológicas. Y es emocionante que después de 20 años de trabajo preclínico, finalmente podamos dar un paso clave hacia la traducción clínica y realizar este primer ensayo en humanos histórico”, añadió Weiner.

Alzheimer

Por su parte, Tanuja Chitnis, profesora de neurología en el Brigham and Women’s Hospital e investigadora principal de la prueba dijo que “la investigación en esta área ha allanado el camino para que busquemos una vía completamente nueva para tratar potencialmente no solo la EA, sino también otras enfermedades neurodegenerativas”.

I-Mab Biopharma y Jiangsu Nhwa Pharmaceutical son responsables del desarrollo, fabricación y comercialización de Protollin.

Los investigadores médicos de todo el mundo han estado trabajando durante años para desarrollar nuevos medicamentos para tratar o retrasar el Alzheimer, la causa más común de demencia.

El Alzheimer afecta a unos 6 millones de estadounidenses. Pero muchos de los medicamentos experimentales que alguna vez parecieron prometedores en los primeros estudios no han funcionado hasta el momento, dejando a los pacientes y sus familias con pocas opciones de tratamiento adecuadas.

El pasado mes de junio, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), aprobó el primer fármaco nuevo para el Alzheimer, el primero en 20 años, Aduhelm de Biogen.

La decisión de la FDA generó controversia tras las advertencias de asesores independientes de que no se había demostrado que el fármaco tan debatido ayudara a retrasar la enfermedad que destruye el cerebro y conlleva el riesgo de efectos secundarios graves.

Fuente: CBS News.

También puedes leer: FDA desarrolla “polémico” medicamento contra el Alzheimer