Noticias

Empresas pueden obligar a sus empleados a vacunarse

Las empresas pueden exigir la vacuna COVID-19, y también pueden ofrecer legalmente incentivos, a los trabajadores, según las orientaciones actualizadas de la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo.

Empresas pueden obligar a sus empleados a vacunarse
Imagen Flickr

La EEOC detalló que no es discriminatorio exigir a un empleado que se vacune porque no está relacionado con una discapacidad y que los no vacunados no son una clase protegida por otras leyes federales.

De acuerdo a las directrices de la organización, las empresas deben seguir proporcionando ajustes razonables a los empleados que estén exentos de la vacunación obligatoria, según lo establecido en a Ley de Estadounidenses con Discapacidades y el Título VII de la Ley de Derechos Civiles.

Pero la norma tiene sus excepciones, la mayoría por motivos médicos o religiosos. Algunos estados han propuesto leyes que restringen la obligatoriedad de las vacunas debido a su estatus de “uso de emergencia”, pero esto puede dejar de ser un problema ya que Pfizer ha solicitado la aprobación completa y es probable que otros la sigan.

Es probable que muchos empleadores alienten decididamente la vacunación sin hacerla obligatoria. Walmart, por ejemplo, ofrece una bonificación de 75 dólares a los empleados que demuestren que se han vacunado.

Algunos expertos afirman que existe una zona legal lo suficientemente gris como para que pueda surgir una oleada de demandas cuando las empresas empiecen a reincorporar a sus trabajadores.

La EEOC seguirá aclarando y actualizando nuestra asistencia técnica sobre la COVID-19 para asegurarse de que estamos proporcionando al público información clara, fácil de entender y útil. Seguiremos abordando las cuestiones que se plantearon en la reciente audiencia de la Comisión sobre el impacto de la COVID-19 en los derechos civiles”, señaló a CBS la presidenta de la EEOC, Charlotte A. Burrows.

La reciente relajación de los CDC de sus orientaciones sobre el uso de mascarillas y la derogación de los mandatos por parte de los estados también podría crear fricciones entre las empresas y sus trabajadores.

¿Pueden despedirte por negarte a vacunarte?

La respuesta es sí, pero también con algunas excepciones. Dorit Reiss, profesora del Hastings College of Law de la Universidad de California, afirma a NBC Boston que las empresas privadas tienen derechos bastante amplios.

Exigir una vacuna es una norma laboral de salud y seguridad, y los empleadores pueden hacerlo”, expresó Reiss.

Según las directrices de diciembre de la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo, un empleador puede despedir a un empleado no vacunado si esa persona “supondría una amenaza directa debido a un ‘riesgo significativo de daño sustancial para la salud o la seguridad del individuo o de otros que no puede ser eliminado o reducido mediante ajustes razonables'”.

Para aquellos con una exención religiosa, las directrices son similares.

“Si un empleado no puede vacunarse contra la COVID-19 debido a una discapacidad o a una creencia, práctica u observancia religiosa sincera, y no hay ningún ajuste razonable posible, entonces sería legal que el empleador excluyera al empleado del lugar de trabajo”, afirma la guía.

¿Es ilegal pedir los registros de vacunación?

Empresas pueden obligar a sus empleados a vacunarse
Imagen Flickr

Los empleadores que ofrecen vacunas in situ deben seguir manteniendo la confidencialidad de la información médica personal de los empleados obtenida durante los exámenes de vacunación previos.

Normalmente, los programas in situ son administrados por un proveedor médico o una farmacia de terceros a los que se revela la información médica de uno, en lugar de un empleador.

Dado que las vacunas requieren que los empleados respondan a preguntas de detección relacionadas con la discapacidad antes de la vacunación, un incentivo muy grande podría hacer que los empleados se sientan presionados a revelar información médica protegida”, dijo Helen Rella, abogada laboral del bufete de abogados Wilk Auslander a NBC Boston.

La Ley de Portabilidad y Responsabilidad de los Seguros Médicos de 1996 (HIPAA) creó una norma nacional para proteger la información sanitaria de un paciente de ser compartida sin su consentimiento. Sin embargo, la HIPAA sólo se aplica a las entidades sanitarias y a determinadas organizaciones.

Las empresas que no pertenecen al sector sanitario no están obligadas por la HIPAA.

Por ejemplo, si la mayoría de los lugares, incluidos los restaurantes, las tiendas minoristas y los empleadores, le piden a sus empleados una prueba de que se ha vacunado. Esto no significa que usted tenga que proporcionar esa información.

“La HIPAA regula a los médicos, los hospitales y las empresas de este tipo”, explica Matthew Kugler, profesor asociado de Derecho en la Universidad Northwestern.

“Un restaurante puede pedirle a sus empleados su historial médico. Sin embargo, estos no están en la obligación de hacerlo. Sólo es un problema de la HIPAA si entran en la consulta de tu médico y roban tal información”.

Con información de CBS y NBC Boston

También puedes leer: Contagio de covid-19 después de vacunarse es posible