Noticias

Empleado de la MTA cobraba horas extras mientras tenía sexo en las vías del tren

El trabajador de la MTA renunció después de haber sido descubierto en una estación del metro teniendo relaciones sexuales con una mujer.

Empleado de la MTA cobraba horas extras mientras tenía sexo en las vías del tren

Un nuevo informe reveló que un trabajador de Metro-North dejó de prestar sus servicios para la MTA después de ser descubierto manteniendo sexo en las vías del tren, reseñó The New York Post.

Un grupo de investigadores de la oficina de la inspectora general de la MTA observaron al empleado, un trabajador de 25 años de edad, trasladar sin permiso previo a una mujer no autorizada a los terrenos de la propiedad de Croton-Harmon en tres oportunidades la primavera del año pasado, detalló el informe.

El documento desarrollado por estos investigadores indica que el 16 de mayo, el hombre fue visto “besándose y teniendo contacto íntimo” dentro de un depósito del metro.

La cita entre el trabajador y la mujer desconocida se dio a 10 pies de las vías etiquetadas como “prohibidas”, donde solo se permite la entrada a vehículos autoridazos, indicó el informe de investigación.

El hecho ocurrió en medio del turno de horas extras del hombre, y duró cerca de 77 minutos, según los datos del GPS de los camiones emitidos por la MTA del trabajador.

Después de 13 días, los investigadores de la MTA observaron que el empleado llevaba a la mujer a las mismas instalaciones del Metro-North para un supuesto “almuerzo prolongado”.

Los investigadores descubrieron que el maquinista tomaba descansos en el almuerzo más largos de lo permitido fuera de la propiedad de la MTA en al menos cinco ocasiones más, donde estuvo incluido un encuentro con la mujer que duró más de tres horas.

De acuerdo a la investigación, los turnos diurnos del maquinista terminaban en la mayoría de los casos seis horas antes de sus turnos extras, entre los cuales estaba ir a su vivienda y descansa, reseña The New York Post.

MTA

En la investigación que duró cerca de tres meses, el empleado de la MTA hacía una parada nocturna de entre dos a tres horas en un estacionamiento ubicado en el West Street en Peekskill.

Además de esto, los investigadores indicaron que el trabajador se iban con la mujer después de dejar el camión de la MTA. Los datos del GPS habrían mostrado que el empleado volvía unas horas más tarde para conducir el camión de regreso al trabajo.

Las regulaciones de la MTA detallan que los camiones de la agencia deben conducirse “al trabajo y de regreso a casa de la “manera más directa posible”, señala el Post.

Ante esto, el empleado habría negado el concomiendo de las políticas internas de la MTA sobre el uso de los vehículos de la empresa.

El trabajador de la MTA también afirmó cuando fue encarado por los investigadores que solo había comenzado a estacionar el vehículo afuera de su vivienda cuando comenzó la pandemia del coronavirus “para proteger a un miembro de la familia con una afección de salud subyacente”.

Sin embargo, los datos del GPS mostraron que el trabajdor de la MTA había estado haciendo las paradas de horas en el camino entre la casa y el trabajo desde el año 2019.

“Metro-North tiene tolerancia cero para el robo de tiempo o la apropiación de recursos para uso personal. Este empleado fue suspendido sin paga y posteriormente renunció, y estamos revisando formas de mejorar la rendición de cuentas”, dijo el portavoz de la MTA, Aaron Donovan.

También puedes leer: Aprueban presupuesto 2021 para evitar quiebra de la MTA