Noticias

Emergencia de desastre en New York por violencia con armas de fuego

Las cifras muestran que ahora mueren más personas por armas de fuego en New York que por covid-19.

Emergencia de desastre en New York por violencia con armas de fuego

Se trata de la primera orden ejecutiva del país por la que se declara la violencia con armas de fuego como una emergencia catastrófica, el primer paso de un plan integral impulsado por el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que pretende hacer frente al aumento de la violencia en todo el estado.

Las cifras actuales muestran que ahora mueren más personas por la violencia con armas de fuego y la delincuencia que por el COVID; según Cuomo.

“Parte de la reconstrucción es abordar las injusticias sistémicas que fueron expuestas por COVID. Si nos fijamos en las cifras recientes, ahora mueren más personas por la violencia de las armas y la delincuencia que por el COVID; se trata de un problema nacional, pero alguien tiene que dar un paso adelante y abordar este problema porque nuestro futuro depende de ello”, dijo Cuomo.

De acuerdo a las cifras estadales, el número de tiroteos se ha disparado en la ciudad de New York al menos desde la primavera de 2020.

Aunque la cifra no es tan alta como las más de 2.400 personas que fueron tiroteadas durante el mismo periodo en 1993, es el número más alto para un invierno y principios de primavera desde el año 2000.

El estatus de emergencia por desastre permitirá al estado hacer frente a la crisis de la violencia armada, acelerando el dinero y los recursos a las comunidades para que puedan comenzar a atacar la violencia armada inmediatamente.

El plan integral de Cuomo consta de 7 áreas claves, todas ellas con el objetivo de sofocar el aumento de la violencia con armas de fuego.

  • Tratar la violencia armada como la emergencia de salud pública;
  • Centrarse en los puntos conflictivos con datos y ciencia;
  • Compromiso positivo para los jóvenes en riesgo;
  • Romper el ciclo de escalada de la violencia;
  • Sacar las armas ilegales de las calles;
  • Mantener las armas fuera de las manos de personas peligrosas;
  • Reconstruir la relación entre la policía y la comunidad.

Tratar la violencia con armas de fuego como una crisis de salud pública, permitirá plantear soluciones a corto plazo para gestionar la crisis y reducir la tasa de tiroteos, así como soluciones a largo plazo que se centran en estrategias de intervención y prevención.

El plan de Cuomo incluye una inversión de 138,7 millones de dólares en programas de intervención y prevención, incluyendo programas que involucran a los jóvenes en riesgo en oportunidades de trabajo de verano y programas de actividades comunitarias.

Cuomo además anunció la creación de la Oficina de Prevención de la Violencia con Armas de Fuego y también está requiriendo por Orden Ejecutiva que los principales departamentos de policía compartan datos sobre la violencia con armas de fuego con el Departamento de Justicia para compilar estos datos semanalmente.

Estos datos serán utilizados por la nueva oficina para rastrear los focos de violencia por armas de fuego y desplegar recursos.

Emergencia de desastre en New York por violencia con armas de fuego

El mandatario también anunció la creación de una nueva Unidad de Interdicción del Tráfico de Armas de la Policía Estatal. El objetivo principal del grupo será impedir que lleguen a New York armas ilegales.

El plan anunciado por Cuomo viene luego de que el presidente Joe Biden anunció nuevos esfuerzos para frenar la creciente ola nacional de delitos violentos, declarando que el gobierno federal está “enfrentándose a los malos actores que hacen cosas malas en nuestras comunidades”.

El plan propuesto por el presidente, buscaría proporcionar dinero a las ciudades que necesitan más funcionarios policiales, ofrecer apoyo a la comunidad y, tomar medidas contra la violencia con armas de fuego y quienes las suministran.

con información de NBC New York.

También puedes leer: Biden pide prohibir armas de asalto tras tiroteos masivos