Noticias

EE.UU cambiará su flota federal actual a vehículos eléctricos

Más de 600.000 camiones, camionetas y vehículos cuya enorme mayoría consume gasolina o diésel serán sustituidos en EE.UU.

EE.UU cambiará  su flota federal actual a vehículos eléctricos

Menos de un mes ha pasado desde que Joe Biden asumió la presidencia de EE.UU, y entre los planes principales para su período presidencial buscará reanimar la economía y dar respuesta a la crisis climática, por lo que cambiar la flota federal a vehículos eléctricos podría ser el primer paso para solventar ambos aspectos.

La hazaña que pretende llevar a cabo Biden no será fácil puesto que hasta el 2019 el gobierno de EE.UU tenía menos de 3.000 autos con baterías eléctricas, por lo que una medida como la que quiere llevar a cabo podría afectar a más de 600.000 camiones, camionetas y automóviles actualmente, que en su mayoría consume gasolina o diésel, eso podría demorarse una década.

El cambio en EE.UU se realizará a través de la iniciativa Buy American que busca fomentar la adquisición de bienes de producción nacional.

Pese a que en las últimas décadas, sobretodo con el expresidente de EE.UU, Barack Obama al frente de la administración federal hubo progreso en la transición y cambio a vehículos con mayor eficiencia energética, fue y sigue siendo un proceso complicado.

“Las agencias federales necesitan de una variedad de tipos de vehículos, desde cuatro puertas hasta grandes camiones o camionetas. En algunos casos, las agencias tuvieron dificultades para encontrar vehículos de bajas emisiones que cumplieran con los requisitos. Algunas agencias también funcionan en partes del país donde no hay disponible combustibles alternativos o infraestructura de carga”, explica Ars Technica, un sitio web dedicado a noticias de tecnología.

Otra barrera para ese momento fue el costo, dado que los motores alternativos son más caros que los comunes. Los autos eléctricos de carga por cable pueden alcanzar los $8.700 y $15.300 más que un auto común.

En el año 2015 en EE.UU, Obama bajo una ley, decretó que las agencias federales debían incluir en sus planes la renovación del 20% de su flota por vehículos de cero emisiones. Posteriormente, aumentó la cifra, pero aún así el resultado no fue el esperado, ya que, más tarde Donald Trump, canceló dicho objetivos.

“Ahora Biden intenta reiniciar y posiblemente acelerar los esfuerzos de Obama. Será más fácil hoy”, señaló Ars Technica. 

El panorama si bien podría estar más adelantado para una movilización más ecológica por parte de las agencias federales, no es del todo negativo.

“La veloz caída del costo de las baterías implica que los híbridos de carga directa y los vehículos con baterías eléctricas son más accesibles ahora“.

Si bien no cuestan lo mismo que los convencionales, “la brecha se ha estrechado y los expertos esperan que se cierre por completo hacia 2025, cuando termina el primer mandato de Biden”, declaró el sitio web.

Por ahora, solo algunas compañías ensamblan en Estados Unidos autos totalmente eléctricos, algunas de ellas son Tesla, General Motors y Nissan Motor.

Adicionalmente, el presidente ha indicado que espera que no sean sólo las agencias de gobiernos quienes se trasladen de una forma más verde, sino también el resto de los estadounidenses. Biden prometió implementar n sistema de incentivos para que los consumidores reemplacen los autos a gasolina con vehículos eléctricos.

También puedes leer: General Motors ofrecerá solo vehículos electrónicos para 2035