Noticias

EE.UU. no logra explicar 143 avistamientos de ovnis

EE.UU. publicó su esperado informe sobre lo que sabe acerca de una serie de misteriosos ovnis, y aunque las respuestas fueron escasas, el documento marca una de las primeras veces que el gobierno reconoce públicamente estos extraños avistamientos.

EE.UU. no logra explicar 143 avistamientos de ovnis

El informe examinó 144 reportes de lo que el gobierno denomina “Fenómenos Aéreos No Identificados” (FANI). Los investigadores no encontraron pruebas de que los avistamientos representaran vida extraterrestre o un gran avance tecnológico de un adversario extranjero como Rusia o China, pero reconocen que es una posible explicación.

“Pudimos identificar solo un objeto de este tipo con gran confianza. En ese caso, identificamos un gran globo que se desinfla. Los demás siguen sin explicación”, dice el informe.

“De los 144 informes que estamos tratando aquí, no tenemos indicios claros de que haya una explicación no terrestre para ellos, pero iremos donde los datos nos lleven”, indicó un alto funcionario estadounidense.

Pero los investigadores también estaban convencidos de que la mayoría de los avistamientos eran “objetos físicos”.

“Creemos absolutamente que lo que estamos viendo no son simples artefactos de sensores. Son cosas que existen físicamente”, dijo un funcionario.

El informe de nueve páginas detallaba que al menos 80 de los incidentes reportados incluían datos de múltiples sensores. En 11 casos, los pilotos indicaron de que habían estado a punto de colisionar con estos objetos.

El documento deja claro que hay que seguir trabajando para identificar estos objetos, ya que “la escasa cantidad de datos de alta calidad sobre fenómenos aéreos no identificados dificulta nuestra capacidad para sacar conclusiones firmes sobre la naturaleza o la intención de los FANI”.

El informe mostraba un número limitado de incidentes en los que los OVNIs parecían mostrar “características de vuelo inusuales”, algo que obstaculizaba la labor de los investigadores, quienes señalaban que estas observaciones “podrían ser el resultado de errores de los sensores, de la suplantación de identidad o de la percepción errónea de los observadores y requieren un análisis riguroso adicional.”

“Algunos FANI parecían permanecer inmóviles en los vientos en altura, moverse en contra del viento, maniobrar bruscamente o moverse a una velocidad considerable, sin medios de propulsión discernibles. En un pequeño número de casos, los sistemas de las aeronaves militares procesaron la energía de radiofrecuencia (RF) asociada a los avistamientos de FANI”, dice el informe.

La conclusión más clara de los investigadores sobre estos objetos, es que “plantean un problema de seguridad”.

“Las preocupaciones de seguridad se centran principalmente en los aviadores que se enfrentan a un dominio aéreo cada vez más saturado. Los ovnis también representarían un desafío para la seguridad nacional si son plataformas de recolección de adversarios extranjeros o si proporcionan evidencia de que un adversario potencial ha desarrollado una tecnología innovadora o disruptiva”, dice el informe.

EE.UU. no logra explicar 143 avistamientos de ovnis
Imagen Twitter @YoungGun8140

Para los profesionales de la seguridad nacional, el informe también descubrió que los avistamientos estaban “agrupados” alrededor de los campos de entrenamiento y pruebas de Estados Unidos. Sin embargo, los investigadores restaron importancia a esas preocupaciones.

Aun así, el Pentágono dijo en un comunicado tras la publicación del informe que tiene previsto formalizar el estudio de los ovnis.

Para los legisladores y el personal de inteligencia y militar que trabaja en fenómenos aéreos inexplicables, la mayor preocupación con los episodios no es que la vida extraterrestre esté visitando la Tierra, sino que un adversario extranjero como Rusia o China pueda estar desplegando algún tipo de tecnología de última generación en el espacio aéreo estadounidense que Estados Unidos desconoce.

Esta es una de las razones por las que este informe no clasificado probablemente decepcionará a los OVNIólogos que esperaban que ofreciera una prueba definitiva de que el gobierno estadounidense ha hecho contacto con vida extraterrestre.

Con información de CNN.

También puedes leer: Pentágono confirma que vídeos de ovnis son reales