Noticias

140.000 empleos se perdieron en diciembre en EE.UU.

Los Estados Unidos registraron una pérdida de más de 140.000 empleos tan solo en el mes de diciembre, mientras que la tasa de desempleo se mantiene en 6,7%

140.000 empleos se perdieron en diciembre en EE.UU.

La economía en Estados Unidos, fuertemente golpeada por la pandemia, ha generado que millones de empleos desaparezcan. Solo en diciembre 140.000 personas quedaron cesantes, según informó el Departamento de Trabajo esta semana.

Esto fue provocado por las restricciones de movilidad y el cierre de comercios obligatorio por las cuarentenas y confinamientos, necesarios para combatir el COVID-19; mientras que los analistas vaticinan que la situación empeorará, al tiempo que aspiran retomar 112.000 empleos en los próximos meses.

En noviembre la tasa de desempleo no varió, manteniéndose en 6,7 por ciento, lo que indica que el movimiento laboral sigue en declive hacia la baja.

El Ministerio del Trabajo igualmente evaluó el alza de la cifra de nuevos empleos de noviembre, en 336.000; en tanto que, el desempleo se conservó en 10,7 millones.

En los primeros meses de la pandemia, entre marzo y abril, quedaron sin trabajo cerca de 22 millones de personas, lo que en mayo mejoró, aunque no lo suficiente para mejorar dichas cifras.

“En diciembre las pérdidas de empleo en el sector de entretenimiento y hotelería y en la enseñanza privada se vieron parcialmente compensadas por incrementos (de puestos) en los servicios a profesionales y empresas, comercio minorista y construcción”, detalló el Departamento de Trabajo en su comunicado a la AFP.

Gregory Daco, analista de Oxford Economics explicó que la mayoría de los sitios de trabajo que desaparecieron es producto de un descenso de medio millón de empleos en el sector de ocio y hotelería, causado por la fría época de invierno y el virus, lo que ocasionó graves daños a este importante sector de la economía.

Desde otoño-boreal en EE.UU, el coronavirus ha ido en crescendo, haciendo que las autoridades de salud y los gobernantes se aliaran en una lucha para intentar detener la pandemia. 

Esto se vio primeramente en el cierre de restaurantes y bares, quedando solamente los servicios de atención de comidas para llevar, en horarios restringidos. 

También puedes leer: El desempleo aumenta en medio de la segunda ola

140.000 empleos se perdieron en diciembre en EE.UU.

Es así como surgieron los desempleos temporales, lo que se fue prolongando hasta la pérdida definitiva de su puesto, llegando a los 3 millones de trabajadores en receso, como efecto de la crisis de salud que sin lugar a dudas dejará hondas huellas que cicatrizar.

En noviembre la cifra no varió, ya que registró 4 millones de desempleados, en más de 27 semanas, lo que arroja una tasa de paro de 14,8% desde abril, la cual venía en descenso desde entonces, aunque sigue siendo prácticamente el doble que el 3,5% que marcaba en febrero, antes de la pandemia, indica el portal.

El cierre de escuelas, tanto públicas como privadas, también hizo que muchas mujeres, en su mayoría, tuvieron que dejar los empleos para cuidar a sus hijos; y aunque esto se ha tratado de solventar por los gobernantes, a la fecha no ha sido posible.

La falta de recursos independientes hizo que a mediados de diciembre, unos 19 millones de personas recibían subsidios por desempleo de distintos programas. Pero la buena noticia es que en diciembre, el Congreso aprobó un nuevo paquete de ayudas que fue ratificado por el presidente saliente Donald Trump.

Se estima que hasta marzo estos millones de cesantes serán beneficiados con un subsidio por desempleo del orden de 300 dólares semanales.

Se espera que estas medidas sirvan de alguna manera para elevar la inscripción al seguro de desempleo en enero de este nuevo año.

Quienes cumplieron con todos los requisitos de ingresos, en los primeros días de 2021 recibieron sus pagos por un monto de 600 dólares por persona, los cuales fueron enviados a las cuentas bancarias de muchas familias estadounidenses.

El presidente electo Joe Biden prometió que los 900.000 millones de dólares desbloqueados a fines de 2020 se destinarán a un plan de reactivación masivo, el cual se comprometió a impulsar para su aprobación una vez que asuma el poder este próximo 20 de enero.

Esto será ahora mucha más viable para el presidente, dado que los demócratas alcanzaron imponerse en el poder de las dos cámaras del Congreso.

Te puede interesar: Aprueban proyecto para aumentar cheque de estímulo a $2.000