Noticias

Dorian toca territorio estadounidense causando estragos a su paso

Dorian toca territorio estadounidense causando estragos a su paso

Después de destrozar casi por completo la isla de las Bahamas, dejando un total de 30 fallecidos hasta el momento y miles de desaparecidos, el huracán Dorian, ya de  Categoría 2, comenzó a causar daños en territorio estadounidense al tocar la isla Emeral y la playa Myrtle del Norte, de Carolina del Norte, hacia donde se dirige.

“Se están evaluando los daños después de que un tornado aterrizó en la isla Emerald. Durante los huracanes, se pueden formar tornados rápidamente con poca advertencia”, advirtió Emergency Managem. “La amenaza de tornados persistirá en partes del centro y este de Carolina del Norte hasta el viernes”.

En otro video se captó otro tornado en la playa Myrtle del Norte este jueves a temprana hora, pero será esta noche cuando la tormenta con vientos de 110 millas por hora (unos 177 kilómetros por hora) toque Florida y Georgia, pero en la noche llegue por completo a las Carolinas.

Alerta de tornados y evacuaciones preventivas

Los servicios de seguridad de algunos estados costeros ya han dado la voz de alarma, y han empezado a evacuar a centenares de personas de sus casas. 250.000 hogares están ya sin electricidad y los vientos de más de cien kilómetros por hora se sienten en ciudades como Charleston.

El Centro Nacional de Huracanes advirtió que los tornados originados por el huracán Dorian podrían aumentar en Carolina del Sur y Carolina del Norte.

Hasta el momento el reporte indica que hay unas 200 familias sin servicio de luz en la Costa Este.

Panorama desolador

En Bahamas, el panorama es desolador. Según la Cruz Roja, unas 13.000 casas podrían haber sido dañadas o destruidas por Dorian, que descargó en el país antillano cuando alcanzaba la categoría 5. El primer ministro del archipiélago atlántico, Hubert Minnis, anunció vuelos gratis para abandonar las islas de Ábaco y Gran Bahama. Minnis también aseguró que Marsh Harbour, la principal ciudad de las Islas Abacos, fue destruida en un 60%.

El balance de víctimas mortales aumentó a 30 aunque no es definitivo. Según la ONU, unas 70.000 personas necesitan asistencia humanitaria.