Noticias

Demócratas iniciaron investigación sobre presunta “interferencia política” en los informes de los CDC sobre covid-19

El equipo de democrátas investigarán una posible manipulación de los informes de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades sobre la pandemia del coronavirus en los Estados Unidos.

Demócratas

De acuerdo con los demócratas de la Cámara de Representantes del país, los políticos designados en el Departamento de Salud y Servicios Humanos habrían intentado alterado los informes científicos que publicaban los CDC sobre el avance de la pandemia de la covid-19.

Para la investigación, los miembros del partido demócrata del Subcomité Selecto sobre la crisis del coronavirus, estarían buscando los testimonios de al menos siete funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

“La flagrante interferencia política en los informes de los CDC sobre el brote de coronavirus parece ser solo un elemento en la estrategia total de la administración Trump para, en palabras del presidente, ‘restarle importancia'”, escribieron en un documento los demócratas.

Entre estos testimonios voluntarios estaría el de Michael Caputo, quien es portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos y su asesor principal, Paul Alexander.

La semana pasada, los demócratas informaron que tanto Caputo, quien forma parte del gobierno del presidente Donald Trump desde el pasado mes de abril y su asesor principal, Paul Alexander intrentaron alterar o modificar los Informes semanales de morbilidad y mortalidad de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, de acuerdo al portal Político.

Por su parte, los CDC indicaron que estos informes están escrito por un equipo de científicos preparados por la institución de salud pública. Los lectores de estos reportes son trabajadores médicos, epidemiólogos, infectólogos, científicos e investigadores.

Los democrátas denuncian intento manipulación política en los informes

Los miembros del partido demócrata denunciaron que este intento de “manipulación política” ponen en riesgo la seguridad ciudadana ante la pandemia del coronavirus, reporta el portal Político.

“Los intentos de los designados políticos de interferir con los informes científicos de los CDC, o MMWR, corren el riesgo de socavar la integridad científica de estos informes y de los propios CDC”, así lo detallaron los demócratas en una carta enviada al secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, y al director de los CDC, doctor Robert Redfield.

Los demócratas quieren que los CDC entreguen algunos documentos. Solicitaron a Anne Schuchat, subdirectora principal de los CDC, y Charlotte Kent, editora en jefe del MMWR, asistan al panel de coronavirus que se tendrá en la Cámara de Representantes del país.

En una entrevista para CBS News, Michael Caputo, portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos indicó que la Oficina de Asuntos Públicos del Departamento de Salud y Servicios Humanos,“borra virtualmente todos los documentos públicos de todas sus divisiones, incluidos los CDC”.

“El Dr. Alexander me aconseja sobre la política pandémica y se le ha animado a compartir sus opiniones con otros científicos. Como todos los científicos, sus colegas escuchan y aceptan o rechazan sus consejos”, dijo. “Nuestra intención es asegurarnos de que la evidencia, los datos basados en la ciencia, impulsen las políticas a través de esta pandemia, no motivos estatales profundos y ocultos en las entrañas de los CDC”, añadió.

El medio Político, realizó un reporte donde detalla que Caputo y su equipo habrían tratado de alterar “retroactivamente” los informes de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades que indicaban que se había inflado “incorrectamente” los riesgos del virus SARS-CoV-2 que genera la enfermedad de la covid-19.

La posición de los expertos en salud pública es de rechazo en contra de Caputo y su equipo con interferir en los informes de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

También te puede interesar: CDC habrían modificado pautas de pruebas de coronavirus para excluir personas asintomáticas