Noticias

Cuomo admite error por encubrimiento de muertes covid-19 en ancianatos

El gobernador Cuomo reconoció los errores que cometió su gestión en los ancianatos.

Cuomo admite error por encubrimiento de muertes covid-19 en ancianatos

Casi 1.900 muertes por COVID-19 fueron encubiertas en hogares de ancianos de Nueva York, de lo cual responsabilizan al gobernador Andrew Cuomo.

Nuevas cifras se registraron en una instalación de Queens, elevando el recuento a más de 1.000 por ciento.

De acuerdo a datos del Departamento de Salud del estado, la muestra asciende a 5.443 residentes de hogares de ancianos que han fallecido a causa del coronavirus solo en la Gran Manzana, según un análisis del New York Post.

La investigación contempla a 1.885 personas mayores que perdieron la vida en hospitales, las cuales no se incluyeron en el recuento oficial de muertes en hogares de ancianos del Departamento de Salud (DOH) de Nueva York, hasta que la administración de Cuomo a última hora comenzó a publicar las cifras, después de la presión por un informe de la procuradora general, Letitia James.

Según el análisis de los datos del DOH actualizados el sábado en Nueva York, un nuevo recuento suma nuevas cifras a un total de muertes en hogares de ancianos en 53%; solo tres puntos por debajo del 56% que James valuó en su informe.

Estas cifras detallaron que casi todos los 162 hogares de ancianos de la ciudad que informaron de muertes por COVID-19, Al menos 152 de esos ancianatos tenían residentes fallecidos después de ser enviados a hospitales para recibir tratamiento por la enfermedad.

Solo tres residentes perecieron a causa del virus en el Park Terrace Care Center en Corona; pero adicionalmente 31 residentes murieron en los hospitales, lo que contabiliza 34 nuevos casos, lo que totaliza un exorbitante 1.033%.

En la ciudad de Queens, en el Rockaway Care Center en Queens, el número de ancianos fallecidos llegó al 1.000%; además de las muertes de tres residentes y 30 más que agonizan en hospitales, según reseñó el Post.

La administración retuvo datos sobre las muertes

Cuomo

La semana pasada El Post informó en exclusiva, que la principal asesora de Cuomo, la secretaria del gobernador Melissa DeRosa, compartió en privado a los legisladores demócratas que su administración les retuvo datos sobre las muertes en los hospitales en agosto debido a una investigación pendiente de los fiscales federales.

“Porque entonces estábamos en una posición en la que no estábamos seguros de si lo que íbamos a dar al Departamento de Justicia, o lo que les damos a ustedes, lo que empezamos a decir, se usaría en nuestra contra”, dijo la asistente de Cuomo durante la videoconferencia con los legisladores demócratas de Nueva York.

Estas inconsistencias y ocultamiento en las cifras de muertes de ancianos en Nueva York provocaron indignación entre los familiares de los residentes de distintos centros el mes pasado en contra de Cuomo, al desestimar la importancia de dónde ocurrieron las muertes.

Por su parte, el gobernador Cuomo dijo este lunes 15 de febrero que había cometido un “error” al no proporcionar los datos suficientes sobre las muertes por covid-19 en los ancianatos de Nueva York.

“El vacío que creamos al no proporcionar información fue llenado por el escepticismo y el cinismo y las teorías de la conspiración que fomentaron la confusión no se proporciona la información, algo proporcionará la información. Sobre todo, el vacío que creamos permitió la desinformación”, expresó Cuomo.

Centros de ancianos con mayor registro de muertes por COVID-19

Cuomo

El Centro de Rehabilitación y Enfermería del Upper East Side de Manhattan, fueron los centros que reportaron la mayor cantidad de muertes, con 52 casos, casi el doble de los 29 que murieron en el centro.

El Centro de Rehabilitación y Enfermería Sheepshead en Brooklyn ha tenido 51 residentes muertos en hospitales, en contraste con solo nueve en el hogar de ancianos.

En el Boro Park Center for Rehabilitation and Healthcare de Brooklyn, sucedieron 42 murtes en hospitales, lo que constituye más de la mitad de sus 74 fallecidos.

El conteo total en Nueva York del total de residentes de hogares de ancianos que murieron de COVID-19 fue de 13,407 hasta el sábado.

con información del New York Post

También puedes leer: Piden “rendición de cuentas” sobre muertes en residencias de ancianos en New York