Noticias

Crean una forma de vida inmune a los virus

A partir del genoma sintético de una bacteria, investigadores han creado una forma de vida inmune a los virus.

Crean una forma de vida inmune a los virus

La Escherichia coli en condiciones normales, es una bacteria muy común. Sin embargo, un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge ha modificado una y la ha convertido en un organismo, con propiedades tan singulares que puede ser capaz de ser inmune a los ataques de los virus bacteriófagos.

La bacteria modificada ha demostrado ser prácticamente invulnerable a los virus que matan a sus primos naturales, las E. Coli de toda la vida que forman parte, por ejemplo, de nuestra microbiota intestinal.

La revolución que promete este y otros hallazgos en lo que se ha dado en llamar biología sintética, “es la posibilidad de sustituir a gran escala procesos industriales que hasta ahora sólo podía hacer la industria química,” explica al portal NIUS, el investigador del Centro Nacional de Biotecnología (CNB) del CSIC, Víctor de Lorenzo.

Según el investigador del CNB, “el gran avance conceptual y material es que podemos reprogramar el comportamiento de algunos microorganismos como cualquier objeto hecho por un ingeniero. Consiste, fundamentalmente, en reescribir racionalmente las instrucciones de comportamiento que están grabadas en su ADN”.

Lo que ha hecho el equipo de Jason Chin, explica Víctor de Lorenzo, ha sido eliminar dos codones repetidos en el genoma de la bacteria y esto ha provocado que cuando un virus bacteriófago quiera infectarla y replicarse en su interior, no pueda.

“Cuando el virus llega con sus propios codones (que tienen que coincidir con los de la bacteria) el sistema no los reconoce. Es una barrera que, aunque no es muy sofisticada, es muy eficaz”.

Sobrescribir con nuevas instrucciones

Crean una forma de vida inmune a los virus

El otro escenario que permite la investigación del equipo de investigadores de Cambridge es el de sustituir uno de esos codones con información repetida por otra nueva. “Son cosas diferentes y no tienen por qué ocurrir al mismo tiempo”, aclara Lorenzo.

“Se puede dejar ese codón que hemos eliminado, libre, y eso no significa nada, o podemos ahora, ese codón, hacer que signifique otro aminoácido diferente, ninguno de los 20 (naturales), sino uno artificial”.

Este es el caso de este nuevo descubrimiento. Los investigadores han conseguido que su bacteria Escherichia coli de diseño produzca aminoácidos que no existen en la naturaleza. que son nuevos y sintéticos.

De momento, el equipo ha conseguido que sus bacterias modificadas construyan moléculas llamadas macrociclos que se utilizan en diversos fármacos, incluidos los antibióticos, pero con aminoácidos no naturales.

Las implicaciones del hallazgo van mucho más allá. La investigación ha puesto de manifiesto que la técnica descubierta es capaz de crear grandes moléculas conocidas como polímeros que pueden abrir la puerta a una era de nuevos materiales con aplicaciones aún por explorar.

Entre los ejemplos que dan los investigadores responsables del estudio está la capacidad de crear materiales similares al plástico cultivado en células, sin utilizar petróleo.

Para Lorenzo “la gente no debe tener miedo sino que debe celebrar porque esta tecnología es la que nos va a dar las soluciones a multitud de problemas que tenemos pero que ahora mismo no tienen solución”.

Publicado inicialmente en Live Science.

Te puede interesar: Hallan nuevo coronavirus humano originado en perros