Noticias

La pandemia del covid-19 deja una crisis de salud mental en EEUU, dicen los CDC

Un nuevo estudio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades demostró que el confinamiento debido a la pandemia de la covid-19 dejó una fuerte crisis de salud mental en gran parte de los estadounidenses.

covid-19

Una encuesta realizada por expertos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades demostró que 41% de los estadounidenses que participaron están sufriendo de algún tipo de enfermedad mental: ansiedad, depresión, TOC, entre otros.

Los problemas de salud mental se incrementaron y están vinculadas a la pandemia de la covid-19 como el confinamiento y el distanciamiento social.

“Las prevalencias marcadamente elevadas de las condiciones adversas de salud mental y del comportamiento asociadas con la pandemia COVID-19 destacan el amplio impacto de la pandemia y la necesidad de prevenir y tratar estas condiciones”, así lo indicaron los CDC, de acuerdo a lo que reseña CNN.

La institución realizó una encuesta en línea con la participación de 5.412 adultos y fue realizada entre el 24 y el 30 de junio. El estudio detalló que el 40.9% de los adultos encuestaron manifestaron presentar algún problema de salud mental o conductual.

covid-19

El 31% de los encuestados manifestó sentir depresión o ansiedad desde que inició la pandemia, el 26% expresó que había experimentado síntomas de trastornos relacionados con el estrés o traumas. El 13% dijo que había aumentado el consumo de sustancias, mientras que 11% indicó que había considerado seriamente cometer el acto de suicidio en los últimos 20 días.

Los expertos afirmaron que el acceso a la salud mental es vital en las condiciones que se están viviendo debido a la pandemia de la covid-19. La encuesta detalló que el porcentaje de los que informaron haber sido tratados por problemas de salud mental existente fue mucho mayor.

La encuesta también mostró que el porcentaje de los que indicaron haber considerado el suicidio dentro de los 30 días antes de completar la encuesta varió entre los subgrupos que participaron.

De acuerdo al estudio, los porcentajes fueron significativamente más altos entre: cuidadores no remunerados para adultos con el 31% con edades entre los 18 y 24 años de edad con 26%, trabajadores esenciales con 22% encuestados hispanos 19% y encuestados negros con 15%.

“Los cuidadores no remunerados de adultos, muchos de los cuales actualmente brindan ayuda crítica a personas con mayor riesgo de enfermedad grave por COVID-19, tenían una mayor incidencia de condiciones adversas de salud mental y conductual en comparación con otros”, así lo indicaron los investigadores de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Los expertos añadieron que “aunque en este estudio no se evaluó a los cuidadores no remunerados de niños, aproximadamente el 39% de los cuidadores no remunerados de adultos compartían un hogar con niños, en comparación con el 27% de otros encuestados”.

A pesar de estos resultados, la encuesta realizada por los Centros para el Control y Prevención de Actividades muestra algunas limitantes como por ejemplo: el estudio se realizó en línea, y esto puede conducir a que se produzca un sesgo en las respuestas de los cuestionados, ya que, pueden responder de manera deshonesta en los síntomas de depresión, consumo de sustancias, pensamientos suicidas y otros temas de salud mental. .

La pandemia de la covid-19 condicionó la manera en cómo se relacionarán las personas de ahora en adelante y la salud mental jugará un papel importante en el retorno a la “nueva normalidad”.

El encierro debido al confinamiento dejó en la población estadounidense condiciones totalmente inesperadas, y tomará un tiempo para la sociedad dejar esas secuelas atrás y retomar la vida que tenían antes de la llegada de la pandemia del coronavirus.

También te puede interesar: ¿Te agota más el trabajo en casa que presencial? Podrías estar sufriendo el síndrome de burnout