Noticias

Citas de vacunación en New York se retrasan hasta abril

Las autoridades de New York continúan agilizando contra todo pronóstico las jornadas de vacunación.

Personas vacunadas pueden saltarse las cuarentenas

A diez millones se elevó el grupo de neoyorquinos mayores de 16 años con ciertas patologías, que fueron incluidos entre las personas que podrán recibir la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19 este lunes.

A partir de este domingo y hasta abril se podrán reservar las citas para este grupo en los espacios autorizados por el estado de New York donde hasta ahora se han consignado el mayor número de solicitudes desde que inició la campaña de vacunación, diez mil por hora.

La urgencia de la vacunación en New York obedece a la aparición de cepas más contagiosas. Se trata de una variante Sudafricana que fue identificada en la ciudad a principios de esta semana. Y la cepa del Reino Unido, la cual ha sido localizada en 40 estados.

Este cambio de estrategia por parte de las autoridades de New York obedece a la presión local y otros, que vienen ejerciendo a los funcionarios del estado y de la ciudad para acelerar una respuesta al seguimiento de variantes del nuevo coronavirus.

“Estamos trabajando arduamente para expandir los que pueden cumplir el criterio, hacer que sea más fácil para los neoyorquinos obtener citas y vacunas en todo el estado, y el sistema está funcionando”, expresó el gobernador Cuomo en un comunicado el martes.

“250,000 citas en un solo día es un hito, y podemos hacer más, solo necesitamos más suministro de vacunas. Estamos viendo que el sistema funciona, más neoyorquinos están descubriendo si son elegibles, haciendo citas y vacunándose . Pero necesitamos más suministro del Gobierno federal para impulsar nuestro esfuerzo de vacunación a toda marcha”, añadió el gobernador de New York.

El alcalde de New York City, Bill De Blasio y su equipo, fueron abordados en una rueda de prensa de este martes, una vez que el gobernador del estado, Andrew Cuomo diera a conocer el caso de la variante sudafricana, detectada en un paciente internado en un hospital de la ciudad.

Al respecto, Cuomo detalló que dicho paciente reside en Connecticut, y no existe evidencia de que pudiera propagarse en New York.

Por ahora, solo se han confirmado 17 casos de la variante sudafricana en ocho estados, según datos suministrados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, (CDC).

Entre tanto, los casos revelados en Estados Unidos de la variante británica altamente infecciosa han subido a casi 1,200 en algunos estados en las últimas semanas, sin embargo, es posible de que existan muchos más casos con la variante británica en el país.

Estos casos duplican la preocupación de los representantes de la salud pública, declaró el doctor Jay Varma, asesor principal del alcalde, cuando le preguntaron el martes qué acciones estaba tomando New York City para buscar datos más asertivos.

“Este es un virus que muta como lo hacen todos los virus. Lo que más nos ha preocupado es la variante B.1.1.7, también conocida como variante del Reino Unido, que está aumentando en frecuencia en todo el mundo y Estados Unidos”, dijo Varma, según reseña Telemundo47.

“Es preocupante porque parece ser mucho más infecciosa y hay cada vez más datos del Reino Unido que también muestran que es potencialmente más letal. Todavía estamos tratando de verificar y entender eso, pero es mejor siempre errar por el lado de precaución”, agregó.

Al respecto, el funcionario de salud pública informó que se estaba ampliando su capacidad de pruebas de laboratorio.

“Junto con las asociaciones de investigación, la ciudad también está trabajando para comprender mejor las mutaciones académicamente y permanece alerta en su búsqueda de identificar infecciones y controlarlas”, explicó Varma.

De manera que se espera que con estas estrategias básicas de rastreo se pueda frenar la transmisión del virus en New York y de igual forma la propagación de las variantes.

Ante esta realidad el alcalde Bill De Blasio pidió “no bajar la guardia”, debido a la inminente presencia de las variantes, lo que llama a “hacer más, no menos”. 

También puedes leer: Personas vacunadas contra el covid-19 pueden contagiar a otras