Noticias

China ocultó información y la OMS pudo haber evitado la crisis de la pandemia, revela un informe del Congreso

De acuerdo a una auditoría condenatoria del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara, China ocultó información sobre los primeros días de la pandemia del coronavirus.

China
Imagen: Freepick

En el informe al cual tuvo acceso exclusivo The Post, se detalla que el Partido Comunista de China destruyó y ocultó datos “preocupantes” sobre el peligro que significaba la expansión por el mundo de nuevo coronavirus.

“No hay duda de que el PCCh (Partido Comunista de China) participó activamente en un encubrimiento diseñado para ofuscar datos, ocultar información relevante de salud pública y reprimir a los médicos y periodistas que intentaron advertir al mundo”, expone el informe de unas 96 páginas redactado miembros republicanos del Comité Sostenido por Demócratas.

Según expone el informe, China tuvo la oportunidad de haber sido más transparante cuando surgieron los primeros casos de coronavirus en Wuhan, capital de la provincia donde se originó el virus SARS-CoV-2.

Si el gobierno de China no hubiese ocultado la información relevante sobre el virus, el brote podría haberse contenido “en gran medida” y hubiese salvado a miles de personas en todo el mundo, así lo detallaron en el informe emitido por el Congreso.

“La investigación muestra que el PCCh podría haber reducido el número de casos en China hasta en un 95 por ciento si hubiera cumplido con sus obligaciones bajo el derecho internacional y respondido al brote de una manera consistente con las mejores prácticas”, así lo dice un informe que citó un estudio sobre Medrxiv, una cámara de compesanción en línea vinculada a la Universidad de Yale para manuscritos médicos.

China destruyó toda la evidencia del mercado de Wuhan

A finales del año pasado, ya iniciaban los rumores -por parte de periodistas y médicos independientes- de una posible enfermedad gripal que había contagiado a centenares de personas en un mercado en la provincia de Hubei.

En lugar de dar información a la comunidad internacional sobre el origen del nuevo virus en Wuhan, los funcionarios del Partido Comunista de China decidieron desinfectar y destruir “la evidencia forense que puede haber proporcionado información sobre los orígenes del brote”.

Con la decisión de destruir toda la evidencia que podría haber estado en el mercado de Wuhan, el gobierno de China privó de información a las organizaciones de salud internacionales, que se pudo haber utilizado para evitar los brotes posteriores en todo el mundo, “es muy probable que la pandemia en curso se haya podido prevenir”, dice el informe.

COVID-19 ¿Cuántos pacientes regresan a los hospitales después del alta

La OMS pudo haber evitado la crisis

Dentro del informe también se habla sobre el papel que desempeñó la OMS para sobrellevar la crisis de la pandemia, al apoyar todos los reportes que emitia China sobre el nuevo virus SARS-CoV-2.

“La OMS ha sido cómplice de la difusión y normalización de la propaganda y la desinformación del PCCh. El Director General Tedros debe aceptar la responsabilidad por su impacto perjudicial en la respuesta al COVID-19 y renunciar”, expuso el informe.

La Organización Mundial de la Salud no fue “objetiva”, detalla el reporte. En un apartado, se expone que la Organización Mundial de la Salud “ignoró” una serie de advertencias que habían hecho los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Taiwán y el gobierno de Hong Kong sobre el nuevo virus y el alto nivel de “transmisión persona a persona”.

“Desde las primeras etapas del brote, la OMS, bajo el liderazgo del Director General Tedros, repitió como loros y mantuvo como verdad inviolable las declaraciones del PCCh. Un examen de sus declaraciones públicas, incluidos los elogios sobre el manejo de la pandemia por parte del PCCh, revela una inquietante disposición a ignorar la ciencia y las fuentes alternativas creíbles”, dice el informe.

Según el informe escrito por el Congreso, la OMS aseguró durante semanas que las autoridades de China no habían encontrado evidencia alguna sobre la transmisión persona a persona del nuevo virus. Sin embargo, cuando comenzaron a registrarse los casos, el gobierno de China ya sabía que el virus SARS-CoV-2 tenía similitudes genéticas parecidas a la cepa del SARS que se originó en el año 2002, que también tenía un alto potencial de tranmisión persona-persona.

Hasta el momento, ya son varias las investigaciones que se han hecho sobre el manejo de la pandemia por parte del gobierno de China, y cómo presuntamente habría ocultado información al prinicipio de la pandemia.

También te puede interesar: 50.000 personas mueren por covid-19 a la semana: “no es donde debemos estar”, dice la OMS