Noticias

China asegura que el covid-19 se originó en EEUU

Siguen apareciendo teorías sobre el origen del covid-19.

China asegura que el covid-19 se originó en EEUU

Una evidente teoría de conspiración entre funcionarios chinos, medios estatales y un numeroso grupo de influyentes de la nación asiática en línea se ha venido observando en las redes sociales de ese país.

Así lo comprobó la cadena de noticias CNN, al hacer un análisis minucioso de datos digitales y de mensajes manipulados por cuentas oficiales del gobierno chino.

Palabras y tuits promovidos por la publicidad intentan vender una nueva versión acerca del verdadero origen del covid-19, con el fin de dar un giro de 360 grados a la responsabilidad que pesa sobre la expansión del virus mortal en el mundo, el cual a la fecha ha cobrado la vida de más de 2 millones de personas. 

Esto concordó con la misión de búsqueda de fuentes de la Organización Mundial de la Salud altamente politizada, efectuada en enero pasado, cuando el equipo internacional de expertos permaneció en Wuhan durante dos semanas.

Un reporte hecho por CNN Edition reveló que la maquinaria de propaganda de China inundó los medios sociales y estatales con varias teorías sobre el origen del covid-19, incluyendo una que contrarrestaba la teoría de la administración Trump, de que el virus se filtró desde el laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan, una teoría que los científicos de la OMS descartaron antes de salir de China, sostiene el reportaje del canal.

Según destacan, ellos se refieren específicamente al laboratorio de Investigación Médica de Fort Detrick en Maryland, en donde en el 2019, los inspectores de los CDC paralizaron por un tiempo el trabajo para investigar violaciones de seguridad. 

En tal sentido, aseguran que “no hay evidencia de que el virus se haya originado en EE.UU., pero los medios estatales de China vieron una oportunidad”.

Fue entonces cuando desde marzo del año pasado, cuando comenzaron los estragos del virus en el mundo, empezaron a difundir teorías de una posible filtración del patógeno en un laboratorio; mientras que por otro lado, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China dio un paso más allá, ya que, empezó a tuitear “que podría ser el Ejército de Estados Unidos que trajo la epidemia a Wuhan”. 

Poco después, una emisora controlada por el gobierno de China se dio a la tarea de transmitir miles de documentales sobre la teoría de conspiración Fort Detrick. Durante diez meses el MRI de China ha impulsado sin descanso esta hipótesis. 

“Me gustaría enfatizar que si EEUU realmente respeta los hechos debería abrir el laboratorio biológico de Fort Detrick, dar más transparencia a temas como sus más de 200 laboratorios biológicos en el extranjero. Invitar a expertos de la OMS a realizar un rastreo de origen del covid-19 en EE.UU.”, dijo la portavoz del gobierno de China, reseña el artículo.

CNN durante su investigación de rastreo sobre el covid-19 comprobó que esta teoría se mantuvo estable por un año, y volvió a resurgir en enero durante la misión de la OMS en Wuhan. 

Este se volvió viral en Winit, tanto en las redes sociales occidentales como chinas. Fue visto por más de 230 mil publicaciones con el hashtag Fort Detrick, que se vieron más de 480 millones de veces en la plataforma de redes sociales Weibo; y el hashtag MRE atrajo a más de 210 mil publicaciones y con 790 millones de visitas, según el análisis de CNN.

Wuhan plantea que el covid-19 entró en alimentos congelados

A finales del año pasado CNN descubrió que China también ha planteado que el covid-19 entró en Wuhan a través de alimentos congelados.

Esta teoría se ha dado a conocer a nivel internacional con un cuidado similar a los protocolos Husma y alentó a los medios estatales chinos a etiquetar el virus como una amenaza importada, añade la investigación.  

Lo cierto es que la gama de teorías de origen, en un intento de desviar la culpa aparente y la diseminación de dudas, podrían hacer más difícil que alguna vez se descubra la verdadera fuente de esta devastadora y mortal pandemia, lo cual es clave para la comunidad científica con el objeto de poder prevenir futuras pandemias.  

También puedes leer: China y la OMS actuaron con lentitud ante COVID-19