Noticias

La estrella de Broadway Nick Cordero revela su batalla contra el COVID -19

La estrella de Broadway, Nick Cordero, tiene “un largo, largo camino por delante” en su batalla para recuperarse de COVID-19, según su esposa, la entrenadora física Amanda Kloots.

Nick Cordero

En una conversación con los fanáticos en Instagram Live, Kloots explicó que Cordero ha pasado más de dos meses en el Centro Médico Cedars-Sinai en Los Ángeles y probablemente permanecerá hospitalizado durante varios meses más.

Cuando él pueda ser dado de alta, agregó, se dirigirá a un centro de rehabilitación durante un año antes de finalmente regresar a casa.

“Está tan débil que aún no puede moverse”, dijo. “Sus músculos definitivamente se atrofian. Ha perdido 65 libras”.

Su esposa Kloots, no se ha separado del actor ni ha perdido la esperanza de que el famoso se recupere a plenitud. Recientemente publicó una fotografía en blanco y negro de la estrella de Broadway abrazando y besando a su hijo de 11 meses, Elvis.

Nick Cordero

“Me han dicho un par de veces que no lo logrará. Me han dicho que me despida. Me dijeron que tomaría un milagro. Bueno, tengo fe. Fe que es pequeña como una semilla de mostaza a veces, pero eso es todo lo que necesitas a veces. Todavía está aquí y, a pesar de que sus probabilidades mejoran un poco, cada día. Donde hay fe, hay esperanza. ¡Donde hay esperanza, puede haber un milagro!“, expresó en la red social de Instagram.

Un diagnóstico inesperado

Nick Cordero, de 41 años, fue a la sala de emergencias el 31 de marzo con lo que creía que era neumonía, pero dentro de las 24 horas fue ingresado en el hospital y luego diagnosticado con COVID-19. Para ayudarlo a respirar, el actor fue puesto en coma inducido médicamente.

“No tenía fiebre. No tenía tos. Tenía sentido del olfato, tenía sentido del gusto, por lo que realmente no pensamos que fuera COVID, especialmente [porque no tiene ] condiciones preexistentes“, dijo Kloots a” Good Morning America “el mes pasado.

“En poco tiempo, después de solo dos días, estaba en un respirador”.

En abril, los médicos amputaron la pierna derecha de Cordero después de que los anticoagulantes utilizados para ayudar con la coagulación causaran otros problemas, dijo Kloots.

Además, ella ha dicho que sus pulmones han sido “severamente dañados” por el virus, y que durante su tiempo en el hospital, ha luchado contra múltiples infecciones. Incluso tuvieron que colocarle un marcapasos temporal.

La gurú del fitness, Amanda, reveló que la estrella ha perdido 65 libras (29 kilos) durante la enfermedad. Durante la sesión de preguntas y respuestas, ella compartió que, durante los 78 días que Nick había estado en el hospital, su peso se había desplomado.

“Lo que es tan desgarrador es que está tan débil que todavía no puede moverse y sus músculos definitivamente se atrofian”.

El siguiente paso, reveló, será la “diálisis intermitente”, y la esposa del actor dijo que “está recibiendo una transfusión en este momento”, con la esperanza de ayudar con los esfuerzos del médico para controlar la presión arterial.

Nick Cordero

Kloots le dijo a sus seguidores de Instagram que le había contado a Cordero sobre la amputación por FaceTime, aunque agregó: “Es difícil cuando hablo con Nick entender lo que él está entendiendo”.

“Le conté sobre las prótesis increíbles que están disponibles ahora, y le dije que estaría bien”, dijo.

Amanda Kloots, Nick Cordero y su hijo de 12 meses, Elvis, se mudaron recientemente de la ciudad de Nueva York a Los Ángeles para que Cordero pudiera protagonizar una producción de “Rock of Ages” en la costa oeste, que también protagonizó en Broadway.

Una cuenta de GoFundMe creada por amigos para ayudar a Kloots y al actor Nick Cordero, a cubrir las facturas médicas y hacer que su nueva casa sea accesible para sillas de ruedas ha recaudado más de $ 574,000.

También puedes leer: Pasó 30 días hospitalizado con una máquina especial, y ahora está libre de COVID-19