Noticias

Biden ordena desclasificar investigaciones del 11 de septiembre

El presidente Joe Biden ordenó una revisión de la desclasificación de los documentos secretos relacionados con la investigación del FBI sobre el 11 de septiembre.

Biden ordena desclasificar investigaciones del 11 de septiembre

Según anunció la Casa Blanca, Biden firmó una orden ejecutiva que ordena al Departamento de Justicia y a otras agencias que supervisen la revisión, y que ordena al fiscal general Merrick Garland que haga públicos los documentos desclasificados en los próximos seis meses.

Cuando me presenté a la presidencia, me comprometí a garantizar la transparencia en relación con la desclasificación de los documentos sobre los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos”, dijo Biden en un comunicado.

“A medida que nos acercamos al 20º aniversario de ese trágico día, estoy cumpliendo ese compromiso”.

El impacto práctico de la orden ejecutiva y de los nuevos documentos que pueda aportar no quedó claro de inmediato.

La presión aumentaba

El presidente ha estado sometido a una creciente presión por parte de algunas familias de las víctimas y de los supervivientes de los atentados para que haga públicos los registros.

Un grupo de 1.800 personas afectadas por los atentados terroristas expresó a Biden el mes pasado que no asistiría a los servicios conmemorativos de su 20º aniversario a menos que ordenara la publicación de los documentos.

Veinte años después, simplemente no hay ninguna razón – alegaciones inmerecidas de “seguridad nacional” o de otro tipo – para mantener esta información en secreto”, dijo el grupo en un comunicado.

Informes anteriores mostraban algunos vínculos entre ciudadanos saudíes y algunos de los secuestradores, pero no han establecido que el gobierno estuviera directamente implicado.

Hace tiempo que se cuestiona el papel o la complicidad del gobierno saudí en los atentados del 11-S, en los que los terroristas mataron a casi 3.000 personas al estrellar aviones secuestrados contra el World Trade Center y el Pentágono, y contra un campo en Shanksville, Pensilvania.

Un informe del Congreso de 2002 encontró conexiones entre algunos secuestradores y miembros del gobierno saudí, pero no concluyó que el gobierno o los funcionarios tuvieran un papel directo en los ataques.

El informe de revisión del FBI sobre la Operación Encore, que concluyó en 2016, ha sido el centro de atención de algunas familias de las víctimas del 11-S, que han demandado a Arabia Saudí por su supuesto papel.

Un memorando de 2012 relacionado con Encore señalaba a funcionarios saudíes, incluido un trabajador de la embajada saudí, de ayudar a los secuestradores a encontrar un lugar para vivir y recibir clases de vuelo.

Mientras que una demanda en un tribunal federal de Nueva York alegaba que funcionarios saudíes prestaron un importante apoyo a algunos de los secuestradores antes de los atentados. El gobierno saudí ha negado cualquier conexión.

Biden ordena desclasificar investigaciones del 11 de septiembre
Imagen Flickr

Por otra parte, un grupo de legisladores de Nueva York y Nueva Jersey, entre los que se encuentra el líder del Senado, Chuck Schumer, enviaron recientemente una carta al fiscal general en la que impugnaban el “privilegio de los secretos de Estado” que las administraciones anteriores habían utilizado para frenar la desclasificación de documentos relacionados con la investigación del FBI.

En su declaración, Biden dijo que el dolor de las familias de los asesinados nunca debe olvidarse.

Para ellos, no sólo fue una tragedia nacional e internacional”, dijo Biden. “Fue una devastación personal. Durante 20 años, los niños han crecido sin padres y los padres han sufrido sin hijos.

Los maridos y las esposas han tenido que encontrar una manera de seguir adelante sin sus compañeros de vida”, prosiguió.

“Hermanos y hermanas, tíos y tías, seres queridos y amigos han celebrado 20 años de cumpleaños, reuniones familiares e hitos mirando una silla vacía en casa y con un hueco en el corazón”.

Fuente The New York Post.

Lee aquí: 11S: un atentado que cambió al mundo